Miembros de la Guardia Nacional (GN) dispararon contra un automóvil en Ciudad Jiménez, Chihuahua, luego de que presuntamente se rehusó a detenerse, dejando un saldo de dos víctimas.

La Vocería de la Guardia Nacional informó que los hechos ocurrieron el pasado 1 de enero en las inmediaciones de Ciudad Jiménez, destacando que sus elementos respondieron a una agresión con armas de fuego.

Sin embargo, el activista Alex Lebaron aseguró que los jóvenes iban a desarmados.

A través de redes sociales, se difundió un video grabado desde el interior de un vehículo en el que se escuchan las sirenas de una patrulla, así como múltiples detonaciones.

Ante esto, la unidad para la marcha y frente a esta aparece una camioneta de la GN con un elemento en la parte trasera que porta un arma y dispara. Cuando esta última se detiene, emerge un segundo auto andando al costado de la vialidad.

Los uniformados dispararon en repetidas ocasiones hasta que el coche queda inmóvil. Una vez que esto sucede, por lo menos cinco oficiales armados bajan de la camioneta.

Además, una persona, de la que no se puede observar su procedencia, atraviesa la carretera en diagonal y huye del lugar.

La oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) consideró que elementos de la Guardia Nacional habrían incurrido en “un uso excesivo de la fuerza” contra ocupantes de una camioneta a los que perseguían en Ciudad Jiménez, Chihuahua, el pasado 1 de enero.

De la revisión del video que ha circulado en redes sociales a partir de este miércoles 11, en el que se advierte que durante más de un minuto elementos de la Guardia Nacional disparan contra una camioneta, el organismo alertó que “la secuencia de disparos que se ve en el video, por su cantidad, duración en el tiempo y dirección contra el vehículo y las personas que lo ocupan constituiría un uso excesivo de la fuerza frente al objetivo expresado por la GN de interceptar y detener el vehículo”.

En un pronunciamiento distribuido en su cuenta de Twitter, la ONU-DH urgió a la GN a revisar “las órdenes operativas que autorizan el uso de la fuerza letal”, en apego a las obligaciones del Estado mexicano en materia de derechos humanos.

Al señalar que “toma nota del compromiso de la GN de no tolerar abusos de autoridad ni el uso excesivo de la fuerza”, la ONU-DH llamó a la Fiscalía General de la República para investigar los hechos “de forma pronta, diligente e imparcial”.

“El organismo expresó sus condolencias hacia las familias y amistades de los dos jóvenes fallecidos en el ataque armado.”

La versión que ha dado la GN de los hechos es que efectivos fueron atacados por los tripulantes de la camioneta, quienes se habrían negado a detener su marcha cuando se les solicito que lo hicieran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: