Óscar Félix / MO

El presidente del Frente Único del Transporte Urbano y Suburbano en el sur de Sonora explicó que, con la permuta de nombre de la que fuera Delegación del Transporte y que ahora es el Instituto de Movilidad del Transporte los formatos también presentaron un cambio en sus esquemas de operación, por lo que hay atrasados en las declaraciones de concesionarios.

“No están exigiendo el cambio de formato de nuestras concesiones, pero muchos compañeros por la situación económica están atrasados en los impuestos por eso es urgente ponernos al corriente y estamos solicitando para que nos den parcialidades de los pagos”, anotó Ramón Tapia Castillo.

Hizo ver que los concesionarios a quien representan no se niegan en ningún momento a pagar el impuesto correspondiente por eso buscan una coordinación con la autoridad para cumplir las respectivas obligaciones y que son de una forma oficial.

“Tenemos 85 socios y son 120 unidades las que brindan el servicio en el Valle del Yaqui”, citó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: