Óscar Félix / MO

Entre el lodo, malos olores, agua verde y criaderos de insectos viven los vecinos de las colonias Sonora, debido a una fuga de aguas residuales que desde hace 20 días comenzó, pese a los reportes el problema continúa, afectando a viviendas y a comercios.

La fuga de agua residual se encuentra en un registro ubicado por la calle Santa Murrieta esquina con Fernando Galaz, río que se aglomera formando una enorme laguna en avenida Coahuila.

“Es insoportable la peste y cómo ve se forman pequeñas lagunas de lodo y los malos olores durante las tardes se hacen insoportables e imposibilita la salida de los habitantes”, comentó un vecino.

En dichas calles se formó una capa de lama que facilita el crecimiento de mosquitos.

“Qué bueno que se ha reportado, ya que nos encerramos por la peste”, añadió una mujer.

“Nosotros batallamos para salir de casa, en la tarde no le miento, pero el agua se calienta mucho y es cuando aparecen los moscos y larvas, los olores se vuelven insoportables”, agregó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: