CIUDAD DE MÉXICO.- Desde la clandestinidad, la ex conductora Inés Gómez Mont reapareció en sus redes sociales para denunciar que ella y su esposo Víctor Álvarez Puga son víctimas de una persecución “de mala fe”, luego de enterarse de que se giraron más órdenes de aprehensión en su contra.

En un escrito difundido a través de su cuenta de Instagram, acusó en particular al titular de la Procuraduría Fiscal de la Federación, Carlos Romero Aranda, de emprender la cacería legal en su contra sin tener facultades para ello.

El paradero de Inés Gómez Mont y su esposo Víctor Manuel Álvarez Puga es desconocido hasta el momento, esto luego de que el 10 de septiembre pasado se girara una orden de aprehensión en su contra por presunta responsabilidad en delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita. Tras el escándalo, día a día han salido a la luz detalles de la ostentosa vida que llevaba la presentadora y su familia.

“He sido informada que autoridades están solicitando más órdenes de aprehensión en mi contra”, escribió la conductora, “ahora por asuntos fiscales por los que ya tenía acuerdos conclusivos con el SAT (Servicio de Administración Tributaria) y Prodecon (Procuraduría de la Defensa del Contribuyente)”.

“Estos abusos se suman a los reportados ayer y hoy miércoles por la mañana en la prensa, que revelan la persecución de mala fe de la que mi esposo y yo somos objeto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: