Luis Enrique Valenzuela / MO

Después de asegurar que el contrato de trabajo con el sindicato de choferes de transporte urbano en Cajeme es desventajoso para los concesionarios, el titular de una de las empresas de camiones aseguró que ya ni siquiera cuentan con tantas unidades propias, son rentas.

El empresario, quien pidió permanecer en el anonimato, aseguró que sí existen algunas empresas que tienen adeudos pendientes, lo que provoca atrasos de cuotas sindicales, pagos de uniformes, del Seguro Social e Infonavit.

Esto provocó una amenaza de huelga por parte del sindicato, adherido a la CTM en Cajeme, quien no ha dado a conocer el motivo por el cual no ha procedido el paro de labores.

“Se ha buscado establecer un nuevo contrato laboral con la CTM, pero la realidad es que ya las empresas no tienen carros, y se están metiendo muchos rentadores, que son los dueños de los carros, y a esos no los puede obligar el sindicato a que metan choferes sindicalizados”, apuntó el concesionario.

Esta situación hace más complicada la relación entre concesionaria y el sindicato de choferes, porque no son ellos dueños de los camiones, “pero la verdad ese contrato no se puede ya está carísimo”, señaló.

Sobre una posible huelga, aseguró que el daño que se haría a los usuarios sería muy grande, pero también a las mismas empresas concesionarias, de por sí golpeadas por la baja demanda de pasaje en sus rutas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: