Martín Alberto Mendoza / El Tiempo

Luego de un sangriento y fatal cierre con tres asesinatos durante la tarde y noche del viernes 31 de diciembre, terminó el año 2021 con 735 ejecuciones, ante la impotencia y asombro de las autoridades de los tres órdenes de gobierno que no han logrado contener las mortales embestidas.

Con los crímenes registrados el último día del año, Cajeme, alcanzó nueva cifra récord de homicidios en 365 días de la que jamás se tenga registro en la historia de la localidad. 

El incremento exponencial de muertes alcanzó aproximadamente un 48 por ciento más en comparación a los 498 homicidios que se cometieron en 2020, aunque la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) atemperó el impacto, al citar que esa institución solo integró 411 carpetas de investigación.

De acuerdo a la estadística anual de este medio informativo, diciembre cerró como el tercer mes más violento del año que acaba de concluir con 76 ejecutados, debajo de julio con 79 crímenes y de octubre con 84.

Según los registros mensuales en enero se cometieron 60 homicidios dolosos; febrero 55; marzo 49; abril 58; mayo 58, junio 39; julio 79; agosto 60; septiembre 63; octubre 84; noviembre 53 y diciembre con 77. 

Durante los últimos 31 días del año, se alcanzó el mayor índice de feminicidios con seis, además de dos homicidios contra menores de edad.

Grupos criminales utilizaron en sus letales embestidas armas de fuego, principalmente fusiles como AK 47 y AR 15, además de pistolas calibres 9 y 40 milímetros, de acuerdo a los indicios balísticos asegurados por elementos de criminalística de la fiscalía estatal.

De todas las víctimas, solo uno murió a consecuencia de severa golpiza que le infligieron sujetos no identificados y esto sucedió en el ejido Quetchehueca, Valle del Yaqui.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: