Aplicar en su totalidad el plan Fuerte-Mayo, impulsar el cooperativismo, la acuicultura, la siembra de maguey bacanora y generar su denominación de origen, además de brindar respaldo en proyectos productivos para los pueblos originarios, fueron los acuerdos de la mesa de Agricultura en la Reunión del Gabinete Regional del Mayo.

Dentro de los acuerdos tomados está el seguimiento al trato que hace 30 años se signó para la irrigación de 60 mil hectáreas de la región Fuerte-Mayo, de las cuales 35 mil estarían en Sinaloa y el resto en el sur de Sonora, donde en la actualidad existe todavía un rezago de 15 mil hectáreas para los productores sonorenses a las que no ha llegado el agua, por lo que se requiere la intervención del gobierno federal.

Destacó la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, para la construcción de la presa derivadora de Movas, rehabilitar caminos y levantamiento de represos.

En Álamos está la petición para la producción de mezcal y lechuguilla pues se busca tener la denominación de origen, además de la reforestación del maguey bacanora; créditos oportunos con bajos intereses, además de la generación de cooperativas donde participen mujeres y jóvenes.

También se consideró el mejor aprovechamiento para las presas de Mocuzari y Pilares, con la repoblación de especies en el lugar, y trabajar en la conservación de los cuidados del medio ecológico.

En Etchojoa se hace un llamado para los caminos rurales, crear programas integrales de acuicultura en el predio Las Aceitunitas, donde se tenga un sembrado o larvario que genere empleo para los indígenas mayos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: