Cerca de 200 personas demandarán por fraude a los propietarios de los terrenos campestres Río Azul, Mar de Cortés y Paraíso asentados en San Carlos Nuevo Guaymas, debido a que se quedaron sin acceso a los lotes que compraron de buena fe.

En Hermosillo, las autoridades estatales y municipales trabajan en al menos 38 desarrollos campestres irregulares que son propiedad de la Nación, de carácter Ejidal o estaban abandonados y fueron vendidos por terceras personas.

El secretario de Gobierno, Álvaro Bracamonte Sierra, reveló que el Estado, en coordinación con el Registro Agrario Nacional (RAN) y otras dependencias federales, se abocaron a solucionar este problema en Hermosillo, pero reconoció que también municipios como Cajeme lo tienen.

Rosario Parra, una de las afectadas en San Carlos, informó que ayer se reunieron con el secretario del Ayuntamiento en Guaymas, Tino Sarabia, para que les informe si los terrenos cuentan con los permisos municipales y pedirle apoyo en el conflicto que hoy enfrentan debido a que los dueños dejaron de pagar la mensualidad al ejido y les bloquearon el acceso.

Expuso que, atendiendo la recomendación de la autoridad municipal, acordaron crear un comité legal para interponer una denuncia ante la Fiscalía General de Justicia en el Estado (FGJE) por fraude en contra de las personas que aparecen en el contrato de compra venta notariado.

“Nosotros de buena fe compramos esos terrenos y como la persona que hizo el contrato con el ejido (San Fernando) no pagó la mensualidad como está estipulado, nos taparon la entrada y no hay forma de llegar por otro lado”, explicó.

¿Cómo es posible que no podamos accesar a nuestra propiedad? porque no son sólo terrenos, hay casas ya construidas ahí… son unos 500 afectados, pero no hemos contactado a todos”, expuso.

Aunado a esto, denunció, los lotes campestres no cuentan con electricidad, agua potable ni otros servicios, y quienes se conectaron a la energía eléctrica ahora enfrentan demandas con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Cuando se compraron los terrenos nos dijeron que iban a tener servicios y nunca nos comentaron que el acceso era del ejido, lo supimos hasta que dejaron de pagar la mensualidad”, señaló.

En fechas próximas, dijo, se reunirán nuevamente con el secretario del Ayuntamiento e invitarán al director de Control Urbano y al síndico procurador para analizar el tema de la legalidad de dichos predios ante el Municipio a fin de buscar una solución.

Se le solicitó una entrevista al secretario del Ayuntamiento vía telefónica para conocer los acuerdos a los que llegaron con los manifestantes de los terrenos campestres, sin embargo, al encontrarse en una reunión quedó de comunicarse después.

También se buscó a los representantes de Desarrollo campestre Río Azul en Hermosillo, quienes quedaron de comunicarse cuando llegara el administrador, pero no se tuvo respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: