COMO BALDE de agua fría cayó entre buscados delincuentes y más de tres o cuatro agentes policíacos, cuya misión es vigilar y prevenir los delitos en el municipio, la supuesta presencia de personal de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) que por cierto, ya era hora que voltearan a esta localidad que ha vivido las peores jornadas de muertes de las que no se tiene registro alguno como es la ejecución de ocho personas, en menos de doce horas, tal y como sucedió el pasado martes 11 de enero, día en el que también privaron ilegalmente de la libertad a dos personas en el fraccionamiento San Rafael y en la colonia Misión del Sol uno, pero los hechos de este último caso fueron reportados en la Primero de Mayo. Igualmente, ese oscuro martes dejaron lesionado a un motociclista en el fraccionamiento Quinta Real II, en otro ataque armado de los numerosos que perpetraron para arrebatarles la existencia a ocho personas, todas del sexo masculino. También es necesario resaltar que nunca antes en la historia de este municipio se habían cometido 31 asesinatos en once días. Estamos hablando porcentualmente en 2.81 homicidios por día, algo inimaginable para la población… HAY QUE DECIRLO, pero, por supuesto que esto debe mantener preocupados a integrantes del llamado “crimen uniformado” que es integrado por presuntos protectores y “halcones” que están al servicio de la delincuencia y conste que no sería la primera corporación que resultara permeada por catervas criminales porque de que los hay téngalo por seguro que, sí los hay por lo que sería muy sano que los elementos a cargo de Alfredo Higuera Bernal, titular de la Seido, comenzaran por echarle un vistazo al comportamiento de algunos agentes y uno que otro alto mando de la Jefatura de Policía Preventiva y Tránsito Municipal, y es que la corrupción ha alcanzado exorbitantes escalas de tal forma que todo es cuestión que le busquen un poquito porque hay quienes han enfrentado procesos penales por asociación delictuosa por sus nexos con peligrosos delincuentes. Todo es cuestión de que revisen cuidadosamente expedientes y hurguen aquí y allá y no habrá dificultad para dar con esos personajes que debido a su desmedida ambición siguen untados a la ubre de la secretaría de Seguridad pública… BUENO FUERA que la encargada de la seguridad nacional, Rosa ícela Rodríguez Velázquez, ordenara que se le diera una buena examinada a la corporación a la que en gran medida se le atribuye la ola de asesinatos, debido a que no existe rigurosa persecución de quienes cometen un delito como se hacía antes. Incluso hay quienes los ven pasar de lado y se voltean para otro lado como sucedió la semana pasada en la colonia Urbi Villa del Rey, cuando sicarios casi arrollaban a bordo de un vehículo sedán, color gris, a unos policías sobre el bulevar Antonio Caso, en los momentos en que huían después de cometer un asesinato y conste que había dos patrullas en el lugar, aseguran, decepcionados ciudadanos que observaron la disimulada y apática actitud de al menos cuatro o cinco agentes preventivos, muy cerca de la Delegación Poniente y no vaya usted a creer que es el único caso. Inclusive entre esos desleales e indignos gendarmes hay quienes siendo mandos ordenaban o quizás siguen exigiendo a sus subalternos a dejar en libertad a gentes que detienen al ser sorprendidas armadas con pistolas y fusiles de asalto. Lo peor del caso es que esos traidores todavía portan el uniforme a pesar de que saben que es un deshonro para la institución. Insistimos en que efectivos de la Seido no pierdan la mirada a quienes indecorosamente forman parte de la dependencia en cuestión. Si agentes federales venidos de la capital del país ya están aquí deben aprovechar su tiempo y con el primero que logren capturar los demás también serán alcanzados por el brazo de la justicia. No puedo dejar pasar el momento para señalar que, a decir de policías ministeriales hay municipales que tienen órdenes de aprehensión y trabajan sin congoja alguna como si no debieran nada, así que habrá que esperar a ver qué sucede en el devenir de las horas… A QUIEN SE CREÍA intocable y omnipotente en el sentido de que solo sus mandatos tenían supremacía quedó muy mal parado ante la comuna. Se trata de Cándido Tarango Velázquez, luego de que la tarde del miércoles llegó la orden de presidencia municipal que sería cesado del cargo el inspector, Adán Valenzuela Cruz, quien por igual debe ser investigado por autoridades federales porque mucho debe saber de los centenares de muertes que se cometieron cuando él despachaba como Inspector de Policía, así que don Cándido hizo el berrinche de su vida la tarde del miércoles al enterarse que las disposiciones provenían del jefe máximo de las fuerzas armadas en el municipio, Carlos Javier Lamarque Cano, quien al no soportar las masacres cometidas el martes pasado, ante un titular de la Policía Municipal completamente diezmado e indiferente al igual que el depuesto Inspector, decidió hacer saludables cambios para que se entienda que es él quien manda en la institución y si el capitán de fragata de la Secretaría de la Marina se ha resistido en entregar la renuncia que le pidieron la semana anterior, por lo pronto la colocaron esa cuña para que entienda que ya no tiene cabida en la dependencia y por lo consiguiente debe marcharse y darle la oportunidad a gente preparada que ha desempeñado importantes cargos en materia de seguridad, esto, sin necesidad de que vuelvan a importar a otro mando militar para que al final de cuentas venga a fracasar como lo ha hecho este señor oriundo de Veracruz, que no se ha cansado de contarles mentira tras mentira a la población cajemense de que ahora sí va a ver resultados y contrario a ello la estela de crímenes se mantiene al alza.  También debe admitir que el responsable de la seguridad pública en el municipio es únicamente él. Ya basta de buscar excusas, pretextos y a quien culpar de su decepcionante desempeño. Si tiene dignidad que se olvide de sus aventuras amorosas y mejor se vaya de Ciudad Obregón… POR LO PRONTO ya se fue su cercano esbirro, Adán Valenzuela Cruz, algo que todavía la mañana de ayer CTV no podía digerir de acuerdo al recibimiento que dio a los nuevos comandantes de Comisarías y Delegaciones. Hubo incluso un momento muy tenso cuando humilló groseramente a uno de los recién comisionados y seguro estoy que si se lo pregunto de frente lo va a negar porque es otra de sus virtudes, pero es importante que el jefe de la comuna le ponga un hasta aquí a este desventurado mando militar que ilusamente creyó que la Policía era un cuartel militar. Que equivocado estaba tanto él como quien lo recomendó y quien lo tiene en el cargo, pero el presidente municipal no lo creo, sin que esto se trate de una actitud de zalamería. Ahora tiene como Inspector a un joven policía con carrera profesional, pero ante todo que ha demostrado vocación en menesteres policiales como lo ha hecho César Iván Agüero Jiménez. Quienes van a descansar serán los mandos medios que fueron ratificados en sus cargos al no continuar aportando elevadas cuotas que oscilaban entre los seis y tres mil pesos por semana que entregaban a Valenzuela Cruz, según testimonios de la tropa… PARA CONCLUIR resulta muy alentador el mensaje que hizo en la capital del Estado, la fiscal, Claudia Indira Contreras Córdova, en el sentido de que existen importantes avances en las investigaciones para esclarecer por completo el infame crimen de nuestro exdirector general y fundador del Grupo Medios Obson, Jorge Miguel Armenta Ávalos, ocurrido hace ya 606 días sin que llegue la justicia. Confiamos en que la funcionaria cumpla el compromiso que ha hecho en reiteradas ocasiones y aunque de momento solo ha quedado en promesa. También se refirió al caso del excandadito a la alcaldía de Cajeme y exprocurador de justicia, Abel Murrieta Gutiérrez, que precisamente ayer cumplió ocho meses de que se perpetró su proditorio asesinato, en plena campaña de proselitismo. Por lo pronto vamos a seguir otorgándole el beneficio de la duda a Contreras Córdova. Después abundo al respecto… Luego seguimos, Dios mediante que hay muchos temas en el tintero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: