Como reguero de pólvora corrió en las redes sociales ayer al mediodía la noticia que hace algunos meses veníamos esperando, porque ya era un secreto a voces, en el sentido de que la exgobernadora priista de Sonora, CLAUDIA PAVLOVICH ARELLANO, por fin acababa de ser nombrada cónsul de México en Barcelona, España, por parte del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR. Y esto obviamente que tiene múltiples connotaciones, pero una de las principales es que el mandatario le está pagando el favor de haber traicionado tajantemente al entonces candidato de la alianza ‘Va por Sonora’ ERNESTO GÁNDARA CAMOU ‘El Borrego’ en las pasadas elecciones en Sonora, donde fuimos testigos, presenciales y oculares, que ni ella ni ninguno de sus funcionarios hizo algo para apoyar al aspirante a la gubernatura. Digo porque en todas las elecciones de las que tengamos memoria el gobernador en turno generalmente se va con todo al apoyo del candidato de su partido, haciendo uso del poder natural que tiene como mandatario, entre recursos, funcionarios, vehículos y alquimistas electorales que traen contratados de otros confines del país e incluso del extranjero. En este caso no fue así. El Gobierno del estado se mantuvo estático e inmóvil, desde las campañas inclusive. Pero en realidad a quienes le conocemos un poco a esto de la política no debe asustarnos y ni siquiera inmutarnos, menos sorprendernos, toda vez que la principal práctica un político exitoso es aprender a comer ‘kk’ y no hacer gestos. Y eso lo hemos venido viendo desde que tenemos uso de razón, en donde lo hacen los priistas, panistas, perredistas, morenistas, petistas, emecistas, verdistas y en todos los partidos que nos pudieran faltar, por eso es que tenemos que aprender a verlo con toda normalidad, en este mundo convenenciero en el que vivimos. De las cosas que tendrán que pasar después de consumarse este hecho, que en minutos fue tendencia nacional, es que Claudia gozará de toda impunidad, si es que había algún pendiente que haya dejado durante sus seis años de Gobierno, de los que se hablaba mucho, como se habla de los exgobernantes en la mayoría de las veces hasta sin pruebas. Así que por lo pronto ya podrá dormir tranquila sobre ese pendiente que la inquietaba de que se soltara una persecución en su contra por parte de la 4T, como ella misma la soltó en su momento en contra de su antecesor GUILLERMO PADRÉS ELÍAS, que hasta al bote cayó, pero que ya ve usted, ahora también goza de impunidad porque vemos connotados padresistas incrustados en el gobierno actual, porque como le decíamos, la política no de santos, cuya dignidad se la pasan por el arco del triunfo. Aquí el que tiene más saliva traga más pinole y el que no, pues se lo lleva la corriente. Otra cosa que tiene que pasar, es que aquellos morenistas, incluido el gobernador ALFONSO DURAZO MONTAÑO, que le echaban leña al sexenio anterior, tendrán que bajarle dos rayitas, porque denigrarle de hoy en adelante implicará en automático atacar al presidente de la república, que autorizó el polémico nombramiento. De hecho, ayer inmediatamente se supo del nombramiento, el mandatario sonorense le lanzó una felicitación vía Twitter, donde además le desea éxito. Y claro, esto lleva intrínseco un profundo menaje, que muchos deberán entender. Sin duda para los chairos, será difícil ingerir esos tragos amargos de veneno sin poder externarlos en sus ataques sistemáticos que acostumbran porque corren el riesgo de que se les acaben los 1,500 pesos mensuales que les depositan en sus cuentas. El que entienda se quedará y al que le gane el coraje y la impotencia al ver las cochinadas políticas de su partido y su pastor principal, se le acabará la papita, así de sencillo. Con esta decisión queda demostrado también que el presidente aplicó el principio de divide y vencerás, con lo que demuestra ser un político hábil, aunque por desgracia a su papel como primer mandatario del país, no podamos calificarlo con la misma calidad, por las razones que todos conocemos. Otras repercusiones que el nombramiento va a traer, es que los morenistas auténticos que han luchado por años junto con AMLO en busca del fortalecimiento de la 4T, se sentirán relegados, porque habrá quienes se sientan con mayores méritos que Claudia Pavlovich para asumir ese cargo y posiblemente no les falte razón, pero las decisiones del presidente están obligados a respetarlas y pobre del que pegue de gritos. Por otro lado, en el PRI, ya se sienten claramente traicionados por la exgobernadora, por la que un día invirtieron tiempo, dinero en millones y esfuerzo, para convertirla en senadora de la república y después la primer mandataria de Sonora, pero que ahora les da la espalda de esta manera. Por supuesto que de esta decisión aceptada por Claudia, no eran ajenos sus principales impulsores, financiadores en campañas y guías políticos, como MANLIO FABIO BELTRONES RIVERA, el propio RICARDO MAZÓN LIZÁRRAGA y otros que en su momento le apostaron a la entonces priista de hueso colorado, pero que tampoco tienen de qué quejarse, porque seguramente recuperaron con creces sus inversiones. Incluso desde aquella trinchera, donde ya disfruta de los beneficios de la pila baustimal de la 4T, Claudia bien puede convertirse en el cobijo de algunos miembros de su grupo político más cercano, y más cuando les proponga que se sumen al proyecto impulsado por el presidente AMLO. Nombres sobran, pero para qué embarrar más gente en este excusado donde acaban de aflorar los desperdicios fecales. Ahí se lo dejaremos al tiempo. Por otra parte, será interesante saber lo que pasará en el PRI sonorense después de esta decisión que lo cimbró en sus extrañas, porque sabemos que está en puerta la renovación de la dirigencia estatal que todavía preside el diputado local ERNESTO DE LUCAS HOPKINS, que en los últimos tiempos ha desempeñado un papel igual de estéril o peor que el del dirigente local en Cajeme, ANDRÉS RICO PÉREZ, cuya labor y nada, es lo mismo, porque en el edificio del partido lo único que predomina es una proliferante cría de insectos de fauna nociva, mientras las almas humanas brillan por su ausencia. Luego entonces, de lo que ocurra de aquí a ese cambio en la dirigencia estatal, va a depender mucho la vida institucional del PRI en la entidad, tanto que desde ahí podría saberse si los priistas huérfanos están dispuestos a superar el duelo, o de plano dejarán morir al partido aquel que en sus mejores tiempos le llamaban el de las mayorías o del famoso carro completo, algo que retumba en los recuerdos de quienes vivieron esos tiempos de bonanza tricolor. Habría que ver pues, qué pasará. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: