Martín Mendoza / MO

La muerte del menor de 15 años fue un ataque directo contra su persona y no asalto a la tienda de abarrotes donde le dieron muerte.

Fuentes allegadas a la Fiscalía estatal, establecieron que se trató de un homicidio doloso y no un posible robo como se pretende disfrazar.

Lo anterior se desprende de la revisión de las cámaras de videovigilancia.

El ataque ocurrió alrededor de las 21:50 horas del lunes, cuando el adolescente atendía el negocio de comercio en pequeño.

Se dijo que los sicarios al ingresar al local ubicado en la acera oriente se dirigieron directamente al jovencito que respondía al nombre de José Ángel R. M.

Le efectuaron seis disparos a su humanidad con una pistola calibre 40 milímetros y de esta forma le ocasionaron la muerte.

Los sujetos presuntamente huyeron hacia la colonia Cajeme donde al parecer tienen sus domicilios.

Las diligencias indagatorias están a cargo de elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) de la Fiscalía General de Justicia del Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: