El tenista Novak Djokovic tiene el 80% de la empresa danesa de biotecnología QuantBioRes, que busca desarrollar un tratamiento médico contra el Covid-19, dijo a Reuters el presidente ejecutivo de la compañía.

El director general, Ivan Loncarevic, que se describió a sí mismo como un emprendedor, dijo que la inversión se hizo en junio de 2020, pero no quiso decir a cuánto ascendía.

QuantBioRes cuenta con unos 11 investigadores en Dinamarca, Australia y Eslovenia, según Loncarevic, que subrayó que estaban trabajando en un tratamiento, no en una vacuna.

La empresa está desarrollando un péptido (uno o más aminoácidos unidos por enlaces químicos) que inhibe la infección del coronavirus en la célula humana y espera iniciar pruebas clínicas en Gran Bretaña este verano boreal, añadió.

Un portavoz de Djokovic no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

El número uno del tenis ha avivado el debate mundial sobre los derechos de las personas que optan por no vacunarse después de que fue expulsado de Australia el domingo por la noche, lo que lo dejó fuera del Abierto de Australia.

Djokovic, regresó a su casa a regañadientes el lunes, tras ser expulsado de Australia por no estar vacunado contra el Covid-19, aunque el gobierno del país oceánico dejó la puerta abierta a un posible regreso a su Grand Slam favorito en 2023.

El serbio de 34 años, un escéptico de las vacunas, ha ganado nueve de sus 20 grandes títulos en el Abierto de Australia.

No obstante, en vez de comenzar la búsqueda de un récord de su Grand Slam número 21 en Melbourne Park superando a Rafael Nadal y Roger Federer, tuvo que abordar aviones primero hacia Dubái y luego a Belgrado después de ser detenido dos veces y luego expulsado por las autoridades migratorias australianas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: