Después de cúmulo de ineptitudes, en términos de seguridad, economía, pandemia, salud, educación y muchas otras, pero además de presumir continuamente en sus conferencias mañaneras de que no habría aumentos de impuestos, muchos menos impuestos nuevos, ahora resulta que el gobierno del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, explotará hasta a los jubilados y pensionados, a los que les cobrará impuestos, lo cual ha sido calificado como una medida nefasta, ventajosa y voraz, porque el dinero que reciben todos los jubilados y pensionados, es producto de las miles de jornadas de trabajo, en la que se jodieron y se deslomaron para ganarse esa prestación. Pues ahora la desesperación del señor presidente para sacar recursos hasta de debajo de las piedras, lo está llevando a cobrarle impuestos a los retirados de sus labores, a los que toda la vida ya pagaron impuestos y en ningún gobierno anterior les habían cobrado, pero ahora los diputados de la 4T, esos que se dicen férreos defensores del pueblo, han votado una ley para joderlos con parte de sus ingresos. Pues aquí está un prueba más de que nuestro presidente es el más mentiroso que ha resultado en la historia de nuestro país, porque así como dijo en campaña que bajaría a diez pesos el litro de gasolina, que no desaparecían las estancias infantiles, que en seis meses solucionaría los problemas de inseguridad, que la salud en corto tiempo estaría al nivel de Dinamarca, que no hay corrupción, que ya no hay masacres, que no hay impunidad y que la economía crecería a razón del 6 por ciento anual, incluso que rifaría el avión (la mentira más descara que les echó los mexicanos) nos vamos dando cuenta que todo era falsedad, que todo era para que le creyéramos y vitáramos por él. Pero nada de esos y otras promesas ha cumplido. Sin embargo hay algo muy importante en el presidente AMLO y se trata del hecho que tiene una habilidad admirable para echar mentiras y que millones de mexicanos, no solo le crean, sino que por encima de sus mentiras y falsedades que aunque la gente las padezca todos los días, siguen creyendo ciegamente en él y además lo defienden. No nos queda la menor duda de que el diagnóstico de los problemas del país, lo tiene muy claros, pero evidentemente que las soluciones a esos problemas, en sus más de tres años de Gobierno, están muy lejos de lo que ha prometido, porque si bien es cierto que ha sido un excelente candidato, pero desgraciadamente nos ha dado muestras de ser un pésimo presidente. Porque si hablamos de corrupción se han descubierto casos claros y descarados entre sus colaboradores más y no tan cercanos, pero además entre sus familiares, pero él siempre tiene otros datos y esos datos son los que la gente le cree, esa es parte de su habilidad como el mentiroso más exitoso del mundo que es. Mucha gente aunque sepa que son mentiras lo que dice se lo cree. ¿Quiénes le creen aún? Los primeros de todos son aquellos que reciben beneficios económicos, o sea, los beneficiarios de los programas sociales, donde estamos contando con alrededor del 26 por ciento de la población beneficiaria de algún programa social. Entonces la mentalidad de estas personas es que mientras yo reciba, que pase lo que pase no me interesa para mí el presidente es un Dios y lo defenderá siempre, así queme el país. Y por supuesto en esta mentalidad influye el hecho de que muchas de esas personas carecen de información o tienen un bajo nivel cultural. Otro sector que le apoya mucho es aquel que por años, fue ignorado en sexenios anteriores, pero que hoy se sienten escuchados y atendidos por un presidente que con su narrativa de soluciones, aunque sean falsas, sabe meterse a la médula de esas personas, a las que incluso no les interesa la solución de los problemas que padecen, sino que se conforman con ser escuchados, ser atendidos por alguien y para eso AMLO se pinta solo, porque en ellos mueve emociones aunque no razones y en estos casos las emociones tiran lejos a las razones. Es claro que en casos de mentirosos tan hábiles como AMLO, sus seguidores apasionados aunque sepan que cometió un error o que les echó otra de las 66 mil mentiras que ha echado durante su gobierno, son capaces de defenderlo y justificarlo haciendo todo lo posible por minimizar la mentira o el error. Así de atarantados carga el presidente a millones de mexicanos. Por decir un ejemplo, en los tres años de AMLO van 105 mil muertos por la violencia, en el sexenio de ENRIQUE PEÑA NIETO en el mismo período iban 60 mil, pero aún más, en el sexenio de FELIPE CALDERÓN HINOJOSA iban 42 mil, pero si les preguntamos a los seguidores ciegos de AMLO estos no solo lo justifican con sus 105 mil muertos, sino que le echan la culpa a los anteriores, considerando que como dice el gobernador morenista de Zacatecas, DAVID MONREAL ÁVILA, es una herencia maldita de los gobiernos del pasado y porque saben que aceptar la culpa propia o de su Dios, significa una humillación. Así por eso, expertos en psicología social, han calificado a AMLO como el mago de la ilusión y el embaucador más prolífico del mundo. La pregunta es: ¿Hasta cuándo seguirá el presidente embaucando mexicanos? No lo sabemos, lo que sí sabemos es que no será la solución a los problemas que muchos creen, pero sí llegará el momento en que toda la verdad de la falsedad del presidente quede a la vista y ese podría ser el juicio final que le aplicarán sus miles de seguidores……………. Y cambiando de tema, nos dicen que el capitán CLAUDIO CRUZ HERNÁNDEZ, ya ha sostenido interesantes reuniones con la tropa y tiene en la mira a policías de muy alta valía para ocupar los cargos claves de la corporación, quienes como ya lo dijo el mismo, serán su mano derecha para emprender esta delicada tarea que se acaba de echar a cuestas. Esperamos que dentro de ellos esté considerando al policía estatal LEOPOLDO SÁNCHEZ RODRÍGUEZ, que cuenta con un currículum de los que verdaderamente se ocupan para sacar adelante esas delicadas tareas, como la del director operativo 10-3, del comandante de policía 12-1 o la del jefe de tránsito 12-2. Y para que nos demos una idea de quienes es el agente Leopoldo y que no se lo estamos diciendo por decírselo, cuyo currículum ya está en manos de las autoridades municipales, fue agente destacado en la Policía Federal  de Caminos, después agente de la Policía Judicial del Estado, hoy es agente de la Policía Estatal de Seguridad Pública. Pero no solo eso, ojo, porque al continuar sus estudios cuentan con el título de abogado y en tres ocasiones ha sido galardonado como policía del año. Y si usted se pregunta porqué con ese amplio historial de labores no al alcanzado un puesto clave, la respuesta es sencilla. Porque no es grillo y porque le ha faltado un padrino político, porque el hombre es muy reservado e institucional en su trabajo. Pero como que ya va siendo hora que le haga justicia la revolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: