Gilberto Ruiz Razo / El Tiempo

ACTIVOS.- La organización de Naranjeros, al igual que otras de LaMP, ha iniciado pláticas con algunos de sus colegas para buscar negociaciones de algunos jugadores que creen llenarían un hueco. Sin embargo, algo importante tendrían que ofrecer para ver cumplidas sus pretensiones. Por lo pronto, al menos extraoficialmente, se sabe de algunos intereses.

OBVIO.- Desde hace al menos par de años, se sabe de los deseos de los directivos hermosillenses, en tratar de conseguir a un elemento que dejaron ir mediante un movimiento que les fue sumamente criticado, a Yaquis. Sí, es fácil adivinar que se trata del antesalista Isaac Paredes, que en un momento impulsivo fue negociado por la carta principal, Luis Alonso Mendoza.

EL COSTO.- Al paso de los años, (fue cambiado a Ciudad Obregón para la temporada 2017-18), los bonos del ahora ligamayorista Paredes, son significativos. Se supones que Venados, equipo al que pertenece en estos momentos, luego de ser cambiado por Yaquis hace par de años, pedirá mucho, sí, bastante probablemente. Lo saben muy bien en Hermosillo.

PIDEN.- Una fuente enterada, de la capital sonorense, nos dice que ya hay un acercamiento entre directivos Naranjeros y Venados. Pero los porteños han solicitado algo que tal vez hizo irse de  espaldas a sus colegas sonorenses. Vea usted, quieren tres jugadores de primer nivel: Juan Pablo Oramas, Jasson Atondo y José Cardona.

O BIEN.- Al saber que Cardona es intocable, lo cambiarían por Norberto Obeso. Es decir, dos jugadores de estupendo nivel, Atondo y Obeso, más uno (Oramas) de 31 años, que, estando con Venados y el estadio “Teodoro Mariscal”, sería algo a favor de serpentinero y equipo. Sin embargo, se presume que si es verdadera la versión, aún no ha habido respuesta.

DIFÍCIL.- La verdad, para esta columna, mucho darían los Naranjeros si se van tres de sus jugadores por uno que, sí, les taparía un hueco que tienen necesidad de cubrirlo. Pero sería desmantelar mucho su base nacional. No creemos, para terminar pronto, que se atrevan a soltar tres. Al menos fueran dos solamente (Oramas y Obeso), luciría mejor.

FALTA.- Aun siendo dos jugadores los que cediera Naranjeros, correría el gran riesgo de que de establecerse en MLB, el “Tigre” Isaac Paredes, podrían ponerle trabas para reportar a la pelota de LaMP. ¿Se imaginan? No se ve mal el deseo de regresarlo a sus filas, sin embargo, deben meditarlo más de una vez antes de dar un paso importante.

IGUAL.- Lo mismo podría decirse si se animan a conseguir a Luis Urías, aunque, claro, para animarse a llevarlo a sus filas, tendrían la promesa, nos imaginamos, del jugador para reportar a más tardar en el mes de diciembre. Listo para ayudar en la postemporada que es cuando más lo iban a necesitar. Es fácil imaginar las razones qu existirían para convencerlo.

PREGUNTA.- No pocos aficionados a Yaquis se hacen y nos hacen, el cuestionamiento del motivo por el que Yaquis pretende, extraoficialmente, salir de un serpentinero que no hace mucho estaba en el Big Show. ¿Cuál será, insisten, el motivo de buscar negociar al mejor postor a Héctor Velázquez? Repetimos, es algo que de pronto apareció sin saber de dónde.

MUCHO.- Recordar que para obtener el consentimiento de Mayos para cambiarlo, se tuvo que soltar a varios jugadores de importancia. Sí, fue un canje de 3 x 3. Se fueron de la tribu de Cajeme, Carlos de León, Jesús Anguamea y Alonso Gaitán. Llegaron Héctor Velázquez, Marco Guzmán y Alex González. No fue poco lo que cedieron. Si lo van a negociar, se espera consigan algo grande.

MAÑANA SEGUIMOS.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: