PESE A LOS GOLPES asestados por personal de la Secretaría de la Marina, no cede la violencia en Cajeme, por el contrario, parece que grupos criminales sostienen el desafío con autoridades que buscan por todos los medios restablecer la paz y tranquilidad en el municipio, pero nada parece darles resultados, y, es que no es nada sencillo, no obstante a que desde el pasado fin de semana se reforzó el estado de fuerza de militares y Guardias Nacionales, quienes de plano es tiempo que no muestran su capacidad de reacción como lo han hecho infantes de la Secretaria de la Marina. Apenas el lunes anterior, se anunció que en este suelo sonorense la comandancia de la 4ta Zona Militar que encabeza, el general de brigada, Héctor Francisco Morán González, había implementado el operativo “Fuerza de Tarea Regional I”, con el arribo de otro importante número de soldados… HAY QUE DECIR que quienes se han mantenido muy activos son los infantes de la Marina, debido a que primero, la tarde del martes aseguraron a cuatro individuos en una vivienda en la colonia Cortinas, en poder de armamento, equipo táctico y dos vehículos. Los tipos fueron llevados a Hermosillo y de ahí tal parece que se les trasladó a la Ciudad de México a disposición de la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (Femdo), antes Seido, y es muy posible que los otros tres detenidos la tarde del miércoles en Villa Bonita igualmente vayan a parar hasta la capital del país, por lo que habrá que esperar como se pinta el panorama en las próximas horas. En ambos casos está interviniendo la Fiscalía General de la República (FGR) por el tipo de armas que se han asegurado, pero, sin duda, la acción más contundente se produjo en Villa Bonita, donde marinos dieron muerte a dos presuntos delincuentes, luego de que supuestamente se generó un enfrentamiento armado sobre la Paseo La Paz entre Tulipanes y Paseo del Kiosco. Ambos occisos, fueron considerados al igual que los detenidos como generadores de violencia por autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE). Este hecho, por momentos, pacificó Ciudad Obregón la noche del miércoles, pero ayer, amanecimos con un ejecutado en Loma de Guamúchil. Después, en horas de la tarde, un individuo fue privado ilegalmente de la libertad por fuera de una tienda de abarrotes situada en la colonia Esperanza Tiznado, en el sur de Ciudad Obregón. Durante el incidente, de alto impacto, una menor de trece años se asustó y gritó, lo que provocó la ira de uno de los presuntos delincuentes y le propinó un cachazo en el rostro dejándola lesionada. Fue auxiliada por agentes de la Policía Municipal y trasladada en una patrulla a recibir atención médica. Parecía que con ese asunto todo se pondría en paz, pero no fue así… CASI DOS HORAS más tarde, un hombre apodado “El Foras” fue asesinado con proyectiles de arma de fuego, en calle Gaviotas entre Antonio Ochoa y Golondrinas, en colonia Aves del Castillo. Cuarenta minutos más tarde, un hombre fue baleado en una vulcanizadora ubicada en calle 300 entre Michoacán y Bulevar Las Torres. No habían transcurrido veinte minutos, cuando ya estaban reportando la ejecución de una mujer, en calles Magnolias y Paseo de Las Rosas, en Villa Bonita, a pesar de que ese sector conurbado se encuentra blindada con autoridades de los tres órdenes de gobierno. Hasta las 19:00 horas del jueves, ya sumaban tres ejecuciones, un baleado, un “levantado”, una menor lesionada a cachazos, en un lapso de catorce horas y con estos crímenes la cifra se incrementó a treinta homicidios en apenas doce días de mayo y el horizonte lucía sombrío y muy tenso en los cuatro puntos cardinales del municipio de Cajeme, así que las autoridades tendrán que arreciar sus labores de inteligencia unas y otras intensificar los recorridos de vigilancia durante las veinticuatro horas, para evitar que la vorágine criminal se acreciente con esa desproporción porque está visto que ni haciendo detenciones ni abatiendo a presuntos delincuentes disminuyen las expresiones criminales en Ciudad Obregón… HABRÁ QUE ESPERAR de qué manera van a reaccionar los cuerpos policíacos, pero sobre todo las instituciones armadas porque tampoco pueden esperar a que continúen las masacres como ya lo hicieron este jueves y esto debe dejarle una clara lectura al secretario de Seguridad Pública, capitán de Navío, Claudio Cruz Hernández, en el sentido de que no se están enfrentando a unas madrecitas de la caridad y que deben tener mucho cuidado, pero sobre todo sigilo al momento de implementar alguna acción contra grupos criminales si en verdad buscan erradicar su presencia y con ello el letal y hostil ambiente que se está viviendo, con más muertes como había ocurrido hasta el anochecer de este jueves… INDUDABLEMENTE que la situación de inseguridad se complicó y se tornó más crítica de lo que se esperaba por lo que altos mandos de la milicia y de la secretaria de la Marina tendrán que poner en práctica sus mejores conocimientos para evitar que continúen sumándose más ejecuciones y desapariciones forzosas y conste que no estamos en Michoacán, Guanajuato, Gurrero y Jalisco, pero lamentablemente Ciudad Obregón sigue brillando con luz propia como una de las ciudades más violentas del suelo azteca. Hace días estábamos en el segundo sitio dentro de las clasificadas donde existe una mayor percepción de inseguridad. Usted cree que haya mejorado, cuando iniciamos el primer día de mayo con cuatro asesinatos y en doce días ya alcanzamos treinta asesinatos. Se ve difícil que la ciudadanía vaya a cambiar de opinión sino cejan las ejecuciones por un lado y por el otro las privaciones ilegales de la libertad, los llamados “levantones”, mientras que en el altiplano azteca la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC), Rosa Icela Rodríguez Velázquez, sigue mintiéndole al pueblo mexicano al arengar en sus discursos mañaneros solo falacias, al afirmar que las estadísticas van “mejorando” y la tendencia muestra un comportamiento a la baja, pero no vemos dónde, por qué si se refiere a Cajeme, está muy equivocada… ESTE DÍA se cumple el primer año de la atroz muerte del ex procurador de justicia y ex candidato a la alcaldía de Cajeme, Abel Murrieta Gutiérrez, quien fue abatido por dos sicarios que pareciera actuaron con toda la libertad y las investigaciones se mantienen igual de enteleridas como desde el primer momento en que cayó herido de muerte, en calles California y Guerrero, cuando realizaba entrega de propaganda política. Su artero asesinato traspasó allende nuestras fronteras y ni así la FGJE ha mostrado la más mínima capacidad e intención por esclarecer su crimen. Bueno fuera que su amigo Adrián Lebarón, de cuya familia el hoy fallecido era el abogado defensor, solicitara la intervención de la DEA para se esclarezca su crimen y de paso igualmente resuelvan el infame homicidio de nuestro ex director general y fundador de Grupo Medios Obson, Jorge Miguel Armenta Ávalos, ultimado la tarde del sábado 16 de mayo del 2020. Casos muy similares en cuanto al cero avance de las pesquisas que los dos casos registran. Para concluir les comparto parte del mensaje que grabó Murrieta Gutiérrez en su último spot publicitario para su campaña política. “Soy Abel Murrieta y quiero decirles que en Cajeme van a dejar de tener miedo, porque vamos a recuperar el tiempo perdido y va en serio (la lucha en) contra de la inseguridad e impunidad”, declaró el ex procurador de Justicia del Estado de Sonora. “Ya basta que los malandros sean los dueños de nuestras calles y basta que las drogas roben a nuestros jóvenes y destruyan nuestras familias”, enfatizó… Luego seguimos, Dios mediante con el tema del exlíder y pastor de esta casa editorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: