Ante la sequía que se está viviendo en la zona, productores del Valle del Yaqui, realizaron una misa y recorrido el 14 de mayo pasado a su patrono San Isidro, al cual le ofrendaron granos de su más reciente cosecha, para pedir que empiecen las lluvias de esta temporada, y superar la crisis que se ha tenido por la sequía.

Según los mismos productores, se está pasando por una difícil situación, debido a las pocas captaciones que están teniendo las presas, que actualmente se encuentran por debajo del 30%, por esta razón pidieron a San Isidro Labrador que las lluvias comiencen, además de que está es una tradición que ellos hacen anualmente en la región.

“Necesitan la ayuda de Dios para poder seguir haciendo producir los campos, para poder producir ese alimento que tanto necesitamos las personas”, comentan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: