Martín Alberto Mendoza / MO

Tras perpetrar violento robo en una casa habitación de la colonia Santa Anita, un sujeto fue perseguido por el afectado y ante el acoso detuvo la marcha e hizo la finta que sacaría un arma y esto hizo desistir al perjudicado de seguir tras él.

El hurto domiciliario ocurrió poco antes de las 10:55 de la mañana, en calle Allende casi esquina con Otancahui.

Cómo afectado aparece un joven de 28 años, quien al llegar a su domicilio detectó la presencia de un sujeto moreno, delgado, 1.80 de estatura, quien cargaba dos mochilas; una de color azul y la otra azul turquesa.

Y al cuestionarlo sobre esas mochilas, el desconocido hizo caso omiso y subió a un vehículo sedán, marca Honda, línea Accord, color gris, portaplacas del Estado de Sonora.

El ofendido decidió seguirlo por varias calles y el presunto ladrón al verse perseguido detuvo la marcha y descendió del vehículo y hace la finta de que iba a sacar alguna arma de la cintura y al ver esta acción el afectado desistió de continuar tras él.

Al regresarse a la casa detectó que la cerradura de la puerta principal estaba violentada.

En el interior encontró un desorden descubriendo que le robó dos pares de tenis Nike, una laptop, color gris, ocho relojes de pulso de diferentes marcas y cuatro mil pesos en efectivo.

Al ser atendido por agentes de la Policía Municipal fue orientado para que acudiera a la fiscalía estatal a interponer formal denuncia del robo de que fue objeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: