LOS ÁNGELES. Una persona murió y cinco más resultaron lesionadas en un tiroteo en la Iglesia Presbiteriana Geneva, en Laguna Woods al sur de California.

El templo, en el que había más de 30 personas durante el incidente, pertenece a la congregación Irvine, de Taiwán.

Al momento del ataque, los fieles estaban celebrando un almuerzo en honor a un antiguo pastor que sirvió en ese sitio.

Las autoridades dijeron que recibieron una llamada de urgencia de la iglesia presbiteriana Geneva.

Tras atender la emergencia en el inmueble ubicado a 80 kilómetros de Los Ángeles, el agresor fue arrestado.

“Detuvimos a una persona y recuperamos un arma que puede estar implicada” en el incidente”, dijo el departamento del condado.

De acuerdo con el periódico Los Ángeles Times, los religiosos que estaban en el sitio ataron los pies del atacante con un cordón y le quitaron dos armas.

Ese grupo de fieles mostraron lo que creemos que es un heroísmo y valentía excepcionales”, declaró el subalguacil Jeff Hallock.

“Sin duda evitaron que hubiera más víctimas y más daños”, agregó el funcionario local.

El servicio de bomberos del condado dijo que sus efectivos y paramédicos estaban “en el lugar y atendieron y transportaron a múltiples pacientes”.

La oficina del gobernador de California, Gavin Newsom, dijo estar trabajando con las autoridades locales para supervisar la situación.

“Nadie debería tener miedo de ir a su lugar de culto. Nuestros pensamientos están con las víctimas”, tuiteó la oficina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: