El Colectivo de Madres Buscadoras de Sonora, sigue con sus acciones de rastreo hasta lograr localizar a sus seres queridos que fueron víctimas de una desaparición forzada, por lo que para ellas no hay nada que celebrar, esto con motivo del pasado Día de las Madres.

La representante del Colectivo de Madres Buscadoras de Sonora; Cecilia Patricia Flores, comentó que de su parte no tienen nada que celebrar, al no tener con ellas a sus seres queridos y que su caso se trata de dos de sus hijos que no están a su lado.

Recordó que se trata de Alejandro Guadalupe que tiene casi siete años que no sabe de su paradero y de Marco Antonio, quien el pasado cuatro de mayo cumplió tres años de desaparecido, sin embargo, ella junto con el resto de las integrantes del colectivo siguen en busca de sus tesoros.

Dijo que el llamado es a las autoridades estatales y federales, para que refuercen sus acciones de identificación de los más de 900 cuerpos que han localizados por parte de ellas a través de las diversas acciones de rastreo en campo, aunado a la gran cantidad de mujeres que también se han reportado como desaparecidas en algunos municipios de Sonora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: