Agentes de la Fiscalía General de Justicia en Sonora intercambiaron ráfagas de metralla con presuntos sicarios en Caborca, en las inmediaciones de la base de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal, las autoridades activaron un Código Rojo y fuerza pública de los tres niveles de Gobierno recorren la ciudad, donde supuestamente hay camionetas con gente armada, también existen reportes de personas levantadas y heridas, pero hasta el momento no hay confirmación oficial de que existan víctimas mortales por estos hechos de violencia.

“En Caborca se activó Código Rojo derivado de una persecución que generó detonaciones por civiles armados a elementos AMIC, quienes repelieron la agresión; hay un agresor masculino lesionado. Con integrantes de la Mesa Estatal De Seguridad se mantiene la búsqueda de los demás sujetos por el área urbana y rural y municipios aledaños a Caborca. Se investiga”, dicta el reporte oficial preliminar.

De acuerdo con fuentes oficiales, todo comenzó alrededor de las 16:00 horas cuando elementos de la AMIC repelieron una agresión armada proveniente de presuntos sicarios a bordo de un sedán de color blanco a la altura de la calle 16 y la avenida Veracruz en la colonia Aviación, donde quedaron decenas de casquillos percutidos por rifles de asalto.

Después se reportó la privación ilegal de la libertad de al menos, una persona sobre la calle tercera y la avenida M, donde las autoridades encontraron abandonada una camioneta modelo reciente de color guinda con impactos de arma de fuego por lo que fue acordonada la zona por parte de las corporaciones policíacas.

Mientras se desarrollaban las investigaciones, fueron detectados varios vehículos con gente armada frente a la Base de la AMIC en la calle Primera entre la avenida C y la calzada 6 de Abril, por lo que la operadora de esta corporación activo el protocolo de apoyo y solicitó, la presencia de todos los oficiales en la zona para resguardar el lugar.

Ante los hechos, se implementó un operativo de vigilancia al frente del inmueble, y mientras esto se daba, una persona civil, llegó por su propio pie a la clínica Santa Fé a solicitar ayuda médica dado qué presenta tres heridas de arma de fuego.

Personal médico pidió el apoyo de las corporaciones policíacas para que se le tomara declaraciones sobre el origen de sus heridas, y después fue trasladado hasta otro hospital donde se encuentra en resguardo por personal de la Sedena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: