Dijo que durante los últimos 20 días permaneció internada en un hospital debido a un cuadro de neumonía atípica. Al ver que no mejoraba y comprobar que no había sido contagiada de covid-19, los médicos especialistas procedieron a intubarla.

“Mi mamá entró al hospital el día 12 de junio, el 13 nos íbamos a Guadalajara para el estreno de una película que hicimos hace tres años con mi hermano Rubén, que es director de cine. Teníamos la esperanza de que saliera, todos los días los médicos nos decían: ‘En dos días ya sale’”, contó en entrevista.

“La estaban picando mucho para sacarle sangre, para meterle el suero, ella misma dijo ‘No me hagan esto, me están martirizando’. Quien hizo el tratamiento no fue el médico encargado sino un asistente. De pronto, llegaron a decirnos que mi mamá estaba en crisis, que había que intubarla o se moría. Nos explicó el médico que nunca les había pasado algo así, pero que su asistente… que hubo un pequeño piquete, tu mamá se movió, está muy vieja, sus pulmones están muy hinchados y, por eso, sin querer, le pinchamos el pulmón”, platicó lo que le explicaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: