Este jueves Kevin Spacey compareció en un tribunal de Old Bailey en Londres para asistir a una audiencia preliminar de su próxima batalla legal. El caso se remonta a 17 años atrás y se basa en las acusaciones que realizaron en su contra tres hombres, que ahora tienen entre 30 y 40 años. La estrella de American Beauty, que se encuentra bajo libertad condicional, se enfrenta a cuatro cargos de agresión sexual, y otro más por provocar que una persona participara en un acto sexual sin su consentimiento.

El intérprete se declaró inocente antes de que se le informara que el juicio comenzará hasta el próximo seis de junio de 2023. Se espera que dure entre tres y cuatro semanas. Los supuestos delitos ocurrieron en Londres y Gloucestershire entre 2005 y 2013, cuando Spacey era director artístico del teatro Old Vic de Londres. El actor fue acusado formalmente a raíz de una investigación que realizó la policía metropolitana en 2017 y, aunque nunca fue arrestado formalmente, sí habló con los agentes de las acusaciones que él ha negado en todo momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: