Giovanni Quintella Bezerra, anestesiólogo en el Hospital de la Mujer de Vilar dos Teles de São João Meriti en Río de Janeiro, fue detenido el 11 de julio, tras ser acusado de violar a una paciente mientras estaba sedada durante una cesárea.

De acuerdo con medio brasileños, las enfermeras del equipo médico colocaron un celular oculto durante la cirugía, luego de varias sospechas sobre el comportamiento de Quintella Bezerra durante intervenciones anteriores.

El video, que fue difundido en redes sociales, muestra el momento en que el anestesiólogo introduce su pene en la boca de la paciente en pleno parto y permanece así durante aproximadamente 10 minutos.  De acuerdo con el equipo de enfermeras, el médico había participado en dos partos previos el domingo 10 de julio, pero no habían podido ocultar la cámara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: