La señora Teresa A. se dirigía a su casa, en Iztacalco, cuando una camioneta a exceso de velocidad se subió a la banqueta, la arrolló y la dejó tendida en el suelo. La mujer tiene 82 años.

El lamentable hecho quedó grabado por una cámara de seguridad y fue compartido en Twitter tres días después por Mitchelle, sobrina de la señora Teresa, luego de que, asegura, tanto las autoridades como la aseguradora del responsable se negaron a brindar la atención necesaria a la mujer.

“El seguro del responsable no nos ha querido dar un pase médico para mi tía“, contó la joven a Aristegui Noticias. “Al momento del suceso se decidió trasladar a mi tía al primer hospital que pudiese atenderla dándole prioridad a su salud y vida“.

De acuerdo con la Ley de Movilidad y Seguridad Vial, la velocidad máxima para transitar una calle secundaria es de 30 km/hr. Sin embargo, las imágenes muestran que Arturo “N” a bordo de una camioneta Chevrolet Silverado gris aumenta la velocidad, se sube a la banqueta, tira algunos postes de alumbrado público a su paso y atropella a Teresa A justo en el cruce con la calle Sur 123.

Mitchelle explicó que el sujeto se detuvo hasta que se estrelló con un auto y un poste en la siguiente esquina resultando herido. Teresa A. fue trasladada por sus familiares al Hospital General Xoco, mientras que su sobrina permaneció en el lugar del incidente para explicar a la aseguradora del responsable lo sucedido.

“Él (Alberto, el ajustador) nos aseguró que por lo que entendía su cliente había sido responsable y que solo esperarían a que lo valoraran médicamente para que pudieran dar acción a la reparación de daños”, explicó la joven. Sin embargo, la reparación de daños no ha llegado.

A cuatro días de los hechos, la familia de Teresa A. se ha enfrentado a la falta de acción y respuesta tanto de las autoridades como de la aseguradora AXA México.

La joven asegura que sus familiares ya han presentado la denuncia correspondiente contra Arturo “N”. Señala que la noche del 18 de julio, los hijos de Teresa A. se presentaron en el Ministerio Público en donde el abogado del responsable y personal de la aseguradora intentaron intercambiar el pase médico que le corresponde a la víctima por el “perdón civil y legal para el responsable”.

Al negarse a la petición, ellos les negaron el pase médico para Teresa. Mitchelle señala que su tía se encuentra ya en su casa luego de haber descartado fracturas en cadera y costillas. Sin embargo tiene graves daños en el rostro, entre ellos una fractura de nariz.

Ahora la familia de Teresa A. exige justicia y la garantía de la atención médica que le corresponde, así como castigo al responsable, del que saben, está en un hospital privado recibiendo atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: