Según los datos del USDA, el 71% del trigo de primavera en Estados Unidos se encuentra en buenas y excelentes condiciones, un punto porcentual más que la semana pasada y 60 puntos más que el año pasado, lo que generó ligeras pérdidas en los futuros de trigo en la mayoría de los contratos hasta diciembre del 2025.

En este escenario, este martes, los futuros de trigo a julio del 2023 perdieron 0.7 dólares para ubicarse en 309.11 dólares, lo que significa un ingreso estimado al productor, para el siguiente año, de $7,018 por tonelada de trigo panificable.

Mientras que los futuros de maíz a septiembre del 2022 perdieron 6.1 dólares para ubicarse en 234.93 dólares por tonelada. Mientras que los futuros de maíz a julio del 2023 perdieron 5.3 dólares para ubicarse en 237.78 dólares, lo que significa un ingreso estimado al precio al productor, para el siguiente año, de $5,849 por tonelada. Por otra parte, los futuros de trigo a septiembre del 2022 bajaron ligeramente 0.2 dólares para ubicarse en 298.45 dólares por tonelada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: