KIEV. Las autoridades de Ucrania calcularon este martes en cerca de 40 mil el número de militares rusos muertos desde el inicio de la invasión, desatada el 24 de febrero por orden del presidente de Rusia, Vladimir Putin, sin que Moscú haya facilitado por ahora un balance concreto de bajas en el marco de las hostilidades.

El Estado Mayor del Ejército ucraniano indicó a través de su cuenta en la red social Facebook que hasta el momento murieron 39 mil 970 militares rusos, incluidos 170 durante el último día, antes de añadir que desde el inicio de la invasión fueron destruidos mil 737 carros de combate, 880 sistemas de artillería y 258 lanzacohetes múltiples autopropulsados y blindados.

Así, ha recalcado que también han sido destruidos 222 aviones, 189 helicópteros, 117 sistemas de defensa antiaérea, 2 mil 835 vehículos y tanques de combustible, 15 embarcaciones y 722 drones, mientras que han sido derribados 174 misiles de crucero.

“El enemigo ruso sufrió las mayores pérdidas durante el último día en la dirección de Bajmut”, dijo, al tiempo que ha incidido en que “los datos están siendo actualizados”. “Golpead al ocupante. Ganemos juntos. Nuestra fuerza está en la verdad”, subrayó.

Por otra parte, el portavoz del Estado Mayor del Ejército de Ucrania, Oleksander Shtupun, denunció ataques rusos en los alrededores de Siversky y agregó que “en dirección a Slobozhansky, el enemigo está llevando a cabo operaciones de combate con el objetivo de mantener las líneas ocupadas y evitar el avance de tropas ucranianas”.

Shtupun señaló que las tropas rusas han perpetrado ataques contra localidades situadas en los alrededores de Járkov, Sloviansk y Donetsk, donde “el enemigo concentra sus principales esfuerzos en intentar mejorar la posición táctica y crear condiciones para una ofensiva contra las ciudades de Siversk y Soledar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: