Un grupo de investigadores ha detectado 35 personas contagiadas por un nuevo virus de origen animal en China. Este reciente patógeno pertenece al tipo Henipavirus y se ha registrado en las provincias de Shandong y Henan del país, tal y como detalla el artículo publicado en la revista científica New England Journal of Medicine. Este virus ha sido detectado a través de muestras tomadas de la garganta en aquellas personas que han tenido cierto contacto con animales domésticos, como perros y cabras, y salvajes, como la musaraña.

En cuanto a los síntomas detectados y asociados al Henipavirus son fiebre, falta de apetito, cansancio, náuseas y dolores de cabeza y musculares. Actualmente, el Hepinavirus no dispone de ninguna vacuna ni terapia para su tratamiento, pero según los investigadores, la transmisión del virus no se produce de persona a persona. 

El Henipavirus, que puede transmitirse de los animales a los seres humanos, ha sido descubierto en China y, según informaron los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de Taiwán, el país establecerá un método de análisis de ácido nucleico para identificar el virus.

Según el estudio, 26 de los 35 pacientes identificados con infección aguda por Henipavirus, bautizado como Langya, estaban infectados únicamente por dicho virus, sin ningún otro patógeno. Los 26 pacientes presentaron síntomas como fiebre (100 por ciento), fatiga (54 por ciento), tos (50 por ciento), pérdida de apetito (50 por ciento), dolor muscular (46 por ciento), náuseas (38 por ciento), dolor de cabeza (35 por ciento) y vómitos (35 por ciento).

También mostraron una disminución de los glóbulos blancos (54 por ciento), un bajo recuento de plaquetas (35 por ciento), insuficiencia hepática (35 por ciento) e insuficiencia renal (8 por ciento).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: