La mejor vía para incrementar la producción de alimentos sin aumentar la frontera agrícola es utilizar semilla de calidad en el campo, ya que optimiza el recurso agua, reduce el uso de agroquímicos y permite enfrentar de mejor manera los desafíos del cambio climático, afirmó el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula.

Subrayó que en este sexenio se publicó, por primera vez en la historia, el Programa Nacional de Semillas, liderado por el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS), con el objetivo de incrementar la superficie sembrada con semilla certificada para dar certidumbre a la producción agrícola, principalmente de granos básicos y oleaginosas.

Para implementar esta estrategia, dijo, se elaboraron instrumentos como la política nacional de semillas y los programas de abasto para cultivos de frijol, algodón, trigo, arroz, maíz, café y cacao, que comprenden el rejuvenecimiento de semillas que están en uso, transferencia de nuevas variedades élite que ya están generadas y liberación permanente de nuevas variedades.

En cuanto al programa de Abasto de Semilla de Trigo, dijo que se trabaja con el Comité Nacional Sistema Producto Trigo para multiplicar semilla en categoría certificada y evaluar nuevas variedades ya generadas en coordinación con el INIFAP y la industria harinera, así como identificar las variedades que cumplan con las características adecuadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: