La víctima de 57 años de edad y cuya identidad no ha sido revelada, se encontraba en el parque de diversiones y vida silvestre Klotti cuando cayó de una altura de casi ocho metros.

Ante esto la policía ya trata de establecer si la caída fue “culpa de un tercero” aunque la actualización más reciente de las autoridades sugiere que no hay “sospecha” de conducta criminal.

La mujer, originaria de Sank Wendel, falleció en el lugar del accidente pese a los intentos de los rescatistas por salvarle la vida.

Según la fiscalía de Koblenz, la víctima “se deslizó de su asiento mientras el carruaje tomaba una curva antes de caerse de la vía desde una altura de unos ocho metros”.

Por su parte, el medio alemán Bild indicó que los esfuerzos de rescate pudieron verse obstaculizados debido a la ubicación del accidente que se desarrolló en una parte de la atracción que estaba obstruida y era de difícil acceso.

Tras lo ocurrido, el parque cerró sus puertas durante tres días para ayudar a las autoridades con las investigaciones, sin embargo, una vez abierto, la montaña rusa continuó cerrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: