Con el objetivo de aumentar la producción, así mismo, evitar que los cultivos presenten un daño mayor por plagas y enfermedades, el Instituto Nacional de Investigación Forestales Agrícolas y Pecuario (Inifap), recomendó a productores sembrar con semillas certificadas, este próximo ciclo agrícola que está por iniciar.

Ante esto, el Patronato para la Investigación y Experimentación Agrícola del Estado de Sonora, en el caso del trigo harinero cuenta con una amplia variedad de semillas de alta calidad, como el Ciano M2018, Borlaug 100, Ónovas F2009, Kronstad F2004, Tacupeto F2001. Así mismo, para el cristalino cuenta con Don Lupe C2020, Ceneb Oro C2017, Baroyeca Oro C2013, Quetchehueca Oro C2013 y Cirno C2008.

De igual manera, tiene semillas para el cártamo con variedades como el Chey-OL y Semay-OL y el garbanzo Blanoro y Blanco de Sinaloa.

Los productores, además de ver los beneficios en rendimientos de sus cosechas cuando siembran semillas certificadas, pueden estar seguro que se pasó por un proceso de seguimiento y comprobación del conjunto de actividades por las que se garantiza que las semillas se obtienen bajo métodos y procesos de producción, procesamiento y manejo post-cosecha que aseguran que su calidad genética, física, fisiológica y fitosanitaria finalizando con la emisión de un certificado de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: