MOSCÚ. El presidente ruso Vladimir Putin les ha ordenado a las fuerzas armadas sumar 137 mil soldados más para el 2023, en momentos en que el país intensifica su acción militar en Ucrania.

El decreto firmado el jueves, que entra en vigor el 1 de enero, no especifica si el aumento será por reclutamiento, por ingreso de voluntarios o una combinación de ambos.

El decreto presidencial busca aumentar el personal de las fuerzas armadas rusas a 2 millones 39 mil 758 miembros en total, incluyendo a un millón 150 mil 628 soldados. Una orden previa colocó los números de las fuerzas armadas en 1 millón 902 mil 758 y 1 millón 013 mil 628, respectivamente al inicio del 2018.

El Kremlin anteriormente ha dicho que sólo soldados voluntarios participan en lo que llama “una operación militar especial” en Ucrania, y niega que esté planeando una movilización general.

La prensa rusa y organizaciones no gubernamentales dicen que las autoridades han tratado de fortalecer el número de soldados que participan en la guerra en Ucrania atrayendo a más voluntarios, incluyendo a contratistas militares privados e incluso ofreciendo amnistía a algunos prisioneros a cambio de servicio militar.

Todos los hombres rusos de entre 18 y 27 años deben cumplir un año en las fuerzas armadas, pero una gran parte lo evita por razones de salud o estudios universitarios. La proporción de hombres que evaden reclutamiento es especialmente grande en Moscú y otras ciudades grandes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: