Luis Enrique Valenzuela / MO

Previo al inicio del ciclo escolar 2022-2023, en Cajeme circulaban alrededor de 120 camiones del transporte urbano, sin embargo, de acuerdo con lo notificado por la Delegación del Transporte, se espera cubrir al menos con 180 unidades, a partir de este lunes.

Tal situación se ha enrarecido con la presunta huelga que tienen los operadores del transporte, misma que tienen parado el servicio que prestan las empresas Tramo y Ticsa.

De acuerdo con el concesionario Julio Mendívil, esta situación se da por la demanda de los operadores, por lo que esperan una solución de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, dependencia de la Secretaría del Trabajo.

“Nosotros estamos pidiendo que se declare inexistente la huelga, pero hasta la próxima semana van a dar información; en otras ocasiones, ellos declaraban infundado todo, porque primero, nosotros estamos pensando lo mismo, primero el servicio para los usuarios, y después los problemas internos entre los dueños y el sindicato”, comentó.

Por su parte, Luis Acosta Cárdenas, dirigente municipal de la CTM, dejó en claro que no se trata de una huelga, y que la situación, en ningún momento pone en riesgo el servicio a los usuarios, “en ningún momento se va a suspender el servicio, en este regreso a clases se está haciendo todo lo posible por las autoridades, en el caso de nosotros como operadores, hay trabajadores que están haciendo sus labores normales a pesar del deterioro del transporte”.

El dirigente cetemista dejó en claro que se está trabajando en algunas líneas como la 3, 8 y 10, a pesar de que tienen prestaciones laborales pendientes de liquidar por los concesionarios.

Se hizo una controversia porque 5 camiones llegaron a los talleres para reparación, pero se quedaron detenidos en el lugar, esto con el fin de asegurar un bien que tengan los deudores, “las unidades chatarras que quedan para que garanticen alguna prestación del trabajador, pero esas unidades se suplieron inmediatamente”, apuntó.

Acosta Cárdenas hizo un llamado a la ciudadanía para que no tengan pendiente con el transporte, ya que tienen información de que la Delegación del Transporte va a garantizar el servicio, y aumentar el número de unidades, que era de 120 camiones a alrededor de 180 a partir del regreso a clases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: