Con cañones de confeti, porras y aplausos, los alumnos de la YULA Boys High School, en Estados Unidos, recibieron a su maestro de matemáticas para darle una gran sorpresa, pues le regalaron un auto, ya que él no tenía y tardaba horas en los traslados para llegar a dar clases.

Esto debido a que Julio Castro, profesor de origen peruano, vive lejos de la escuela, por lo cual, como parte de su rutina, debía despertar a las 4:30 de la mañana para poder llegar a tiempo, pues hacía cuatro horas de camino.

De esta forma, al no tener auto, el profesor hacia uso de un scooter, autobús y metro; además, volvía a su casa hasta las 9:30 de la noche, por lo cual sus alumnos decidieron sorprenderlo, ya que es uno de sus mejores maestros.

A pesar del viaje, “todavía se asegura de dedicar todo este tiempo a los estudiantes”, dijo Joshua Gerendash, un estudiante, de acuerdo con el diario Los Angeles Times.

Pues Castro, llegaba a saltarse sus horas de comida para brindarles apoyo a todos los alumnos, incluso los que no estaban inscritos en sus materias: “Está muy, muy, muy dedicado a nuestro futuro”, agregó el estudiante.

Así, los alumnos, con ayuda de sus padres, decidieron iniciar una campaña de recaudación de fondos a través de Facebook e Instagram para poder obtener el dinero necesario para un carro, logrando juntar 30 mil dólares que invirtieron en un Mazda 2019 azul oscuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: