Jorge Salazar / MO

Un establecimiento dedicado a la venta de medicamentos, fue atracado por un solitario ladrón que amenazó con un arma de fuego a la trabajadora del lugar para que le entregará el dinero que se encontraba en la caja registradora.

De acuerdo a la dependiente, el asaltante a quien describió cómo de tez blanca, de aproximadamente 1.79 metros de estatura y además vestía azul y blanca cachucha de colores, sustrajo 300 pesos en efectivo y dos celulares.

Tras lograr su cometido, el consumado hampón salió del establecimiento de ominado FarmaMas ubicado por la calle Michoacán casi esquina con 200 con rumbo desconocido.

Al lugar acudieron elementos de Seguridad Pública para atender el reportero y tratar de ubicar y detener al responsable del atraco, pero los resultados no les fueron favorables hasta el momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: