Martín Alberto Mendoza / MO

Violento episodio se vivió la noche de este lunes, en barrio “La Bomba”, en Cócorit, cuando desconocidos rafaguearon un domicilio y arrojaron una granada de fragmentación, pero no estalló.

El acontecimiento de alto impacto se produjo a eso de las 20:40 horas, en Camino Carretero entre Juárez e Independencia.

Habitantes de ese conflicto sector de la colonia Campestre, alertaron a las autoridades policiacas de las detonaciones.

Inicialmente reportaron disparos y por momentos temían que un vecino habría sido abatido.

Sin embargo, al arribar agentes de la Policía Municipal descartaron el hecho y solo señalaron que una vivienda había tiroteada.

También se destacó que en los alrededores había una granada de fragmentación que fue arrojada con propósitos criminales, pero por fortuna el artefacto explosivo no estalló.

Ante el elevado riesgo que significa su presencia, el área fue resguardada en espera de que arribara personal militar a fin de que tomara el control de la situación en cuanto al letal artefacto.

En el perímetro de la vivienda quedaron dispersos numerosos casquillos percutidos disparados con fusiles de alto poder de los llamados AR-15, calibre .223 milímetros.

Fueron asegurados por peritos de Criminalística de la Fiscalía General de Justicia del Estado que además procesaron el área del ataque armado que por fortuna solo dejó daños materiales.

Hasta el cierre de la edición, el lugar se encontraba sitiado por autoridades de los tres niveles de gobierno, tanto policías como militares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: