La lluvia y los fuertes vientos que se dejaron sentir la noche del lunes y parte de esta madrugada, arrasaron con 13 árboles y un poste de luz derribado, según el reporte de Francisco Mendoza Calderón, Director Municipal de Protección Civil.

Detalló que los niveles de agua, en algunas zonas del municipio fue de 14 milímetros y en otras áreas 23 milímetros acumulados, mientras que los vientos que se registraron aún no se cuantificaban.

De acuerdo a un recorrido, la lluvia dejó de nuevo el paso a desnivel inundado, ramas, lonas y espectaculares derribados y como en cada precipitación, más baches y daños a la infraestructura vial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: