Tras ser entregado el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, elaborado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para el 2023, se dio a conocer que el presupuesto para el campo registraría un aumento considerado, sin embrago, sería priorizado a programas que no incentivan a la producción de alimentos.

De acuerdo a la Secretaría de Agricultura es una de las que presenta mayor aumento para el 2023, con una variación positiva del 20.4%.

El Ejecutivo propone para esta dependencia un presupuesto de 70 mil 527 millones 900 mil pesos, en contraste con los 55 mil 789 millones de este 2022.

Pese a ese incremento pronosticado, se mantiene con la tarea de entregar apoyos directos en “programas que sistemáticamente han sido mal evaluados, como Precios de Garantía a Productos Alimentarios Básicos y el Programa de Fertilizantes, este último, no ha demostrado incidir en el aumento en la producción”, señaló el Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

Afirma que la administración actual, desde que inició, dejó de ver como prioridad el tema de créditos al campo, no se contemplan los programas de administración de riesgos como coberturas para cosechas ni seguros climáticos, los subsidios a la capitalización de unidades de producción siguen siendo insuficientes, aunque aumentaron.

El Grupo Consultor también observó que, desde que llegó el gobierno federal disminuye el gasto en sanidad e inocuidad vegetal y animal, al igual que la inversión en infraestructura, en tanto que el rubro de adaptación y mitigación del cambio climático es “olvidado” por el gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: