A mediados de junio pasado el nombre de Yrma Lydya se esparció por todo internet y medios de comunicación, tras darse a conocer que la cantante había sido asesinada plena luz del día en un restaurante de la Ciudad de México.  

Un guardia de seguridad que se encontraba custodiando a un comensal en el lugar detuvo la agresión contra la joven cantante, baleada en tres ocasiones por el abogado de 79 años de edad; sin embargo, fue demasiado tarde. 

Además de otros dos balazos, Yrma Lydya recibió un disparo en la cabeza, lo que provocó su muerte, quedando recostada sobre la silla donde minutos antes platicaba con su esposo.

Al poco tiempo trascendería qué habría sido su propio esposo, el abogado Jesús N quién le quitó la vida y quién actualmente se encuentra en el reclusorio norte enfrentando cargos por feminicidio.

Ahora a poco más de 2 meses de los hechos, el presunto asesino concedió una entrevista al periodista Mario A. Salgado Becil dónde habla sobre Yrma, A quién asegura “no conocer del todo bien”.

“No sé con quién me casé, no sé si estuve casado, no sé si era su nombre y quién era. No sé quién es ella y si hablo de la muerta, es para tratar de averiguar quién era. Yo me casé con una muchacha que, acompañada de su madre y de su abuela, quienes me decían que era virgen, que nunca había tenido a nadie en su vida amorosa”, señaló el abogado de 79 años de edad.

“Nunca me casé con la mujer que falleció, es una desconocida para mí. No sé su edad, nunca conocí a su padrastro, todas las direcciones que me daban eran falsas, fue registrada nueve años después de que nació, existen dos actas de nacimiento diferentes, no tiene antecedentes escolares”, añadió en la entrevista. 

Al ser cuestionado si durante su matrimonio con la cantante ejercía violencia física sobre ella, él respondió: “ella me pegaba a mí; no tengo fuerza en las manos, tampoco en los brazos ni en las piernas desde que me operaron de la columna”.

Asimismo, aprovechó para aclarar que él fue quien le pidió el divorcio a la cantante pues ya no estaba a gusto con la cantante a quien acusó de diferentes ilícitos.

“Fui yo quien le pidió el divorcio; ya no estaba a gusto con sus escapadas y sus arbitrariedades y todo lo que me robaba y se llevaba de la casa (…) Ella me llamaba a todas horas diciéndome que iba a cambiar, que corregiría todo. Tenía acceso a mi computadora, acceso a algunas de mis cuentas, confiaba en ella”, declaró Jesús “N”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: