Una mujer libanesa irrumpió este miércoles con una pistola de juguete en un banco en la capital de Líbano, Beirut, para reclamar a la entidad la entrega de sus ahorros argumentando que los necesita para pagar el tratamiento oncológico de una familiar, ante el bloqueo a la retirada de fondos de entidades bancarias en el país.

La mujer, una activista identificada como Sali Hafez, entró en una de las sucursales de Sodeco en la capital, tomando como rehenes a varios de los presentes y amenazando con prenderse fuego si el banco se negaba a devolverle sus ahorros para pagar el tratamiento a su hermana, tal y como recogió la agencia estatal libanesa de noticias, NNA.

Hafez retransmitió sus acciones a través de la red social Facebook, donde se aprecia cómo pide al banco que le devuelva su dinero para pagar el tratamiento de su hermana, “que tiene cáncer y se muere en el hospital”. “Estoy aquí para reclamar mis derechos”, dice en el vídeo. Tras ello, huyó a través de un agujero en una pared de cristal.

Posteriormente, la mujer relató ante la prensa libanesa que recuperó entre 13 mil y 20 mil dólares que su familia había ingresado en el banco. Testigos presenciales citados por el diario L’Orient le Jour aseguraron que la activista incluso se roció con combustible amenazando con prenderse fuego si no se aceptaban sus demandas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: