Autoridades penitenciarias alistaban, pero finalmente pospusieron la noche de este jueves, la salida de Miguel Ángel Félix Gallardo, uno de los fundadores del extinto Cártel de Guadalajara de la prisión de Puente Grande, Jalisco.

Un juez otorgó el beneficio de prisión domiciliaria, pero se pospuso su salida y se reprogramó para el 23 de septiembre.

El pasado 12 de septiembre se dio a conocer que un juez mexicano otorgó prisión domiciliaria al capo Miguel Ángel Félix, quien lideró el contrabando de cocaína hacia Estados Unidos en las décadas de 1970 y 1980, argumentando su edad avanzada y problemas de salud.

El narcotraficante, conocido como “Jefe de jefes”, podrá terminar su condena fuera de la cárcel, pero estará obligado a utilizar un dispositivo de geolocalización, entre otras medidas de seguridad.

Durante la conferencia mañanera, la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez, reveló que el capo padece 22 enfermedades entre las que destacan:

Sordera izquierda y mala audición en el oído derecho.

Atrofia del glóbulo ocular derecho y glaucoma en el ojo izquierdo.

Hernia de disco.

Hipertrofia de próstata benigna.

Vértigo de larga evolución.

Esofagitis.

Ansiedad y depresión crónicas.

Hipertensión arterial.

Rosa Icela señaló que para tratar parte de sus males, el capo consume los siguientes fármacos preescritos: Renacenz, Nootrooill, Nexium, Pemix, Pregabalina, Psyllium plantago, Mefformina, Ketorolaco, Aspirina , entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: