La comisión de investigación de la ONU sobre Ucrania afirmó que “se cometieron crímenes de guerra” en el país desde la invasión rusa de febrero pasado, confirmando así las sospechas que existían.

“En base a las pruebas recogidas por la Comisión, se concluyó que se cometieron crímenes de guerra en Ucrania”, declaró el presidente de ese cuerpo, Erik Mose, durante una primera presentación oral ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en la que enumeró bombardeos rusos en zonas civiles, numerosas ejecuciones, tortura y malos tratos, así como violencia sexual.

Estas acusaciones directas, lejos de la habitual prudencia de la ONU, fueron elogiadas por muchos diplomáticos, mientras que Rusia dejó su banca vacía.

En una intervención por video, el representante de Ucrania, Anton Korinevich, calificó la presentación de los investigadores de “mojón importante” hacia el establecimiento de responsabilidades ante la justicia, y recordó que su país reclama la creación de un tribunal especial para juzgar los crímenes rusos en Ucrania.

“Su presentación lleva a la reflexión sobre el alcance y la amplitud de esas atrocidades y su impacto duradero en la vida de decenas o cientos de miles de civiles inocentes, incluyendo niños”, afirmó por su parte el embajador británico Simon Manley.

La comisión fue lanzada en marzo pasado por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas para investigar las denuncias por el accionar de las tropas rusas en Ucrania.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: