La debacle francesa se hizo visible en su más reciente duelo en la Nations League. Dinamarca rompió todas las apuestas y doblegó al campeón del mundo 2 a 0.

La Selección de Francia tuvo un par de oportunidades en la primera mitad. Ni Griezmann, ni Mbappé pudieron hacer la diferencia.

Caso contrario de Damsgaard, quien recibió asistencia de Eriksen para la ventaja parcial en el marcador (33’).

La anotación no hizo sino impulsar más a Dinamarca. Antes de finalizar el 1T, Skov Olsen disparó en la medialuna del área chica francesa para un auténtico golazo (39’). Nuevamente, Eriksen dio la asistencia.

El asalto de la Selección de Francia tuvo una serie de oportunidades en la segunda mitad, pero Schmeichel, arquero danés, resistió con valentía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: