Tras continuar imparables los robos domiciliarios en la localidad, un residente de Urbi Villa del Rey, sufrió el hurto de un refrigerador y decenas de metros de cableado.

El atraco fue reportado a elementos de la Policía Municipal alrededor de las 16:30 horas, en calle Coruña y Torre Blanca.

Jesús Alonso, de 32 años, al pedir a través del 911 la presencia de los representantes de la ley, relató cómo fue víctima de los incansables amantes de lo ajeno.

Señaló que al llegar a su vivienda se percató que la puerta de un pasillo tenía la cerradura violentada.

Al sospechar que había sido víctima de los ladrones ingresó al interior para revisar y no tardó mucho en darse cuenta que los émulos de caco se habían llevado un refrigerador de color café.

Igualmente sustrajeron ochenta metros de cableado eléctrico y cinco rosetas, aprovechando que el inmueble se hallaba deshabitado.

Cable señalar que el cable estaba instalado en toda la casa por lo que dejaron sin energía eléctrica el domicilio.

Apuntó que no tiene sospechas de quién o quiénes hayan cometido el considerable el latrocinio que denunció a través de un Informe Policial Homologado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: