Martín Alberto Mendoza / El Tiempo

ORARON PORQUE LLEGARÁ LA LLUVIA Y TERMINARÁ LA SEVERA SEQUÍA Y FUERON ESCUCHADOS; AHORA FALTA ELEVAR PLEGARIAS PARA QUE HAYA PAZ Y JUSTICIA VERDADERA; ES MOMENTO DE REALIZAR UNA PROCESIÓN ENCABEZADA POR EL OBISPO DE LA DIÓCESIS DE CIUDAD OBREGÓN; HAY QUE PEDIR AL BENDITO CREADOR PARA QUE RETORNE LA SERENIDAD Y ARMONÍA; EN 2018 HUBO UNA CAMINATA DESDE EL DANZANTE YAQUI HASTA PALACIO; SE REQUIERE DE AUTÉNTICA MANIFESTACIÓN DE FE Y ESPERANZA; HAY QUE PEDIR QUE TERMINE EL SUFRIMIENTO DE LAS FAMILIAS Y EL DERRAMAMIENTO DE SANGRE; AFRONTA MUNICIPIO DÍAS DIFÍCILES CON ATROCES CRÍMENES COMO POCAS VECES HABÍA SUCEDIDO; A DOS DÍAS DE QUE TERMINE SEPTIEMBRE SE HAN COMETIDO 46 MUERTES VIOLENTAS; TITULAR LA SSPM SIGUE SIN HACER CONVENIENTES CAMBIOS; NO ES NADA SALUDABLE ENCAPRICHARSE EN UN TEMA TAN DELICADO COMO ES SEGURIDAD PÚBLICA; PESE AL ARRIBO DE 300 SOLDADOS EL PANORAMA LUCE COMPLICADO; SE REQUIERE DE LA PARTICIPACIÓN DE TODAS LAS CORPORACIONES; EN PUEBLO YAQUI TROPA CASTRENSE Y ESTATALES ASEGURAN CARRO CON CARGADORES Y EQUIPO TÁCTICO; VOLVIÓ A SONAR LA METRALLA EN EL CENTRO DE LA COMISARÍA DE CÓCORIT; HAY HONDA PREOCUPACIÓN PORQUE REGRESEN CALAMIDADES; JESÚS CRUZ FACIO NUEVO JEFE DE LA PESP EN HERMOSILLO

CADA VEZ avizoramos más lejos la tranquilidad, así que es justo e indispensable convocar a que ¡oremos por la paz! Hace tiempo que no hay, justicia de verdad queremos, aunque llegue tarde, creo que tampoco será justicia. Hay que insistir en que tenemos que clamar por la calma e imperecedera concordia. Hace algunas semanas un grupo de productores agrícolas y ganaderos, acompañados de sus familias y cientos de ciudadanos acudieron hasta el mirador de la Presa Álvaro Obregón ‘Oviáchic’, para pedir al Señor de los Milagros que trajera la lluvia y vaya que no tardó en llegar la respuesta Divina y se apagó la sed provocada por una severa sequía, tras llegar abundantes lluvias, al grado que históricamente se recuperaron las presas de Sonora, cambiando por completo el agreste panorama por un prolífico horizonte para todos los sectores… HAY QUIENES consideran que es primordial que el pastor de la iglesia católica, en Cajeme, obispo, Felipe Pozos Lorenzini, encabece una procesión y misa para pedir al Bendito Creador porque retorne la serenidad y armonía a todos los rincones de esta vulnerada población que, hoy como nunca enfrenta con más furia los embates de grupos criminales con atroces crímenes que hacía mucho tiempo que no sucedían. Hace algunos años, para ser precisos, el sábado 28 de julio del 2018, hubo una marcha por la paz que inició en el Danzante Yaqui, salida norte de la ciudad y concluyó frente a la puerta principal de palacio, donde los caminantes dejaron encendidas decenas de veladoras. De verdad, pero hace falta una auténtica procesión de fe y esperanza encabezada por el máximo guía espiritual de los católicos y de la Diócesis de Ciudad Obregón. Es apremiante elevar plegarias para que se termine este derramamiento de sangre y estos días en que el enemigo sigue causando destrucción y dolor en las familias que sufren incesante agobio al no existir jornada en que no ocurra un hecho violento y lo que es peor; más tarda en calentar el astro rey que aparece un ejecutado por aquí y otro más allá, como sucedió este martes… INDUDABLEMENTE que ese día la situación se tornó más preocupante que cualquier otro, ya que los actos de barbarie que se están cometiendo con las víctimas como sucedió con un cadáver hallado al norte de la colonia Cajeme y al oriente de Sierra Vista, en un terreno baldío, donde se localizó un cuerpo completamente calcinado y con las manos atadas hacia la espalda es un hecho que resulta aberrante y estremecedor por la saña inaudita con que se cometen estos crímenes. Tres horas más tarde, al norte de la comunidad étnica de Loma de Guamúchil, se localizó otro cuerpo sin vida envuelto en una cobija, pero con evidentes huellas de violencia en el rostro. Se estimó que el primero de los cadáveres tenía horas de haber sido incinerado y al otro le estimaron entre cuatro y cinco días de fallecido. La identificación de ambos va a resultar complicada, pero, de pronto ya tenemos 46 muertes violentas en 28 días de septiembre. Habrá que esperar qué nos depara en los días que faltan para que concluya el mes que ha resultado más violento que julio y agosto que cerraron con 44 y 39 ejecuciones. Junio también registró elevada criminalidad con 51 homicidios. La verdad es que es mínima la disminución de asesinatos, en comparación al 2021. Lo significativo es lo que falta por hacerse y eso debe saberlo el comisario de policía, capitán de navío, Claudio Cruz Hernández, quien sigue empecinado en no mover las piezas del ajedrez. No es saludable encapricharse. Un mando civil ya habría aplicado la lógica y resuelto muchas deficiencias, mejorando sustancialmente el esquema operativo, pero lamentablemente no les importa la ciudadanía… HASTA EL MOMENTO quienes sí han entendido que la situación tiende a tomar matices críticos son los mandos militares, después de que el pasado fin de semana enviaron trescientos soldados más para reforzar el estado de fuerza de las tropas castrenses que han intensificado sus recorridos, pero más allá de los reconocimientos terrestres que realizan resulta crucial que por igual cumplan con la tarea de inteligencia, porque se requiere de tiros de precisión para llegar a las guaridas de los generadores de violencia, aunque no se puede negar que la presencia en la vía pública también les permite dar importantes golpes como sucedió la noche del martes en la Comisaría de Pueblo Yaqui, donde milites y elementos de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP), aseguraron un vehículo sedán, color azul, con cargadores, cartuchos y equipo táctico. Tal parece que sus ocupantes lograron poner pies en polvorosa y de seguro que se alejarán de esa Comisaría, porque es casi un hecho que la soldadesca pondrá especial atención a ese centro poblacional con mayor presencia durante las 24 horas del día… LA TARDE de ayer todavía no eran las 5 de la tarde y de nueva cuenta resonó el tableteo de la metralla en la Comisaría de Cócorit que en las últimas semanas lamentablemente comenzaron a repuntar otra vez los episodios violentos por lo que el comandante Jesús Antonio Valdez Varela, va a tener que olvidarse unos días de los ‘gallos’ de pelea. No piensen mal. Y, tendrá que arreciar la vigilancia y prevención del delito para evitar que haya una regresión de calamitosos capítulos como ya sucedió meses atrás. Lo importante es que tiene el respaldo de militares a menos que se hayan reconcentrado al cuartel del 60 Batallón de Infantería. Lo ocurrido ayer, tal parece que fue un ataque dirigido a una vivienda. Por fortuna no hubo víctimas. Quien todavía sigue navegando por aguas tranquilas es el abogado y comandante de policía de la Comisaría de Esperanza, Guillermo Ceceña Echeverría y qué bueno más que nada por las familias del lugar que por los jefes policiacos… LUEGO DE QUE cumplió con su misión en Cajeme al frente de la (PESP), el comandante Jesús Antonio Cruz Facio fue nombrado nuevo titular de esa corporación en todo Hermosillo y no es como para decir ‘enchílame otra gorda’. Indudablemente que es un relevante reto en su carrera profesional porque se requiere de excepcional capacidad para asumir un cargo de esa naturaleza, debido a que cuenta con una población de más de un millón de habitantes más del doble a la que tiene Ciudad Obregón, así que imagínense el trabajo de atender tantos y tantos llamados de emergencias. Así que, Cruz Facio no la tendrá nada sencilla, pero, lo fundamental es su vocación y convicción de servicio a una profesión tan complicada y riesgosa ¡Enhorabuena!… Luego seguimos, Dios mediante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: