No obstante que la drogadicción es uno de los problemas sociales que requieren de la mayor atención, los tres niveles de gobierno han venido pateando el bote por décadas. Es común ver por nuestras calles a decenas de jóvenes caminar como zombies atrapados en el mundo de las drogas, desconectados totalmente de la sociedad que los vio nacer y a la que pudieron darle mucho, pero los arropó este fenómeno que está pudriendo a nuestros jóvenes, que son algo de lo más preciado de lo que tenemos. Hoy en día los que se dicen centros de rehabilitación, con sus muy escasas honrosas excepciones, son solo negocios propiedad de particulares creados con fines de lucro con el propósito de rehabilitar a los adictos a los estupefacientes. Pero no cuentan con la supervisión ni la inspección suficiente del gobierno para exigirles que cumplan con el cometido para el que fueron creados. Eso sí, se pintan solos para exprimirle los bolsillos a las familias que tienen la desgracia de tener un miembro en las drogas. Y si el gobierno no se preocupa por rehabilitación, mucho menos por rescatar a los jóvenes que egresan de este tipo de centros para ocuparlos en actividades de provecho, como algún trabajo que les consuma su tiempo, pero sobre todo que los mantengan ocupados y salgan a ser personas de bien. Por eso uno que otro que logra algún avance en su rehabilitación lo más probable es que vuelva a caer en el oscuro mundo de las drogas. Todavía recordamos aquel programa que puso en marcha la exgobernadora CLAUDIA PAVLOVICH ARELLANO,  al que denominó “La Verdad del Cristal”, que prometía ser buena parte de la solución a este gravísimo problema que padece la sociedad actualmente, sin embargo, tuvo arranque de caballo ligero y parada de burro “huevón”, toda vez que desde que perdió la presidencia de la república su entonces partido el PRI, se notó claro que tiró la toalla en el trabajo y se dedicó a quedar bien con el presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, lo cual fue muy evidente, al grado que ahí la tenemos ahora sirviendo al proyecto de la Cuarta Transformación. Por eso no nos cansaremos de seguirle insistiendo que la drogadicción sigue siendo una asignatura pendiente de los tres niveles de gobierno, que en lugar de preocuparse por los verdaderos problemas de nuestras sociedad, se preocupan más por lo que va a pasar en las siguientes elecciones. Ojalá pues, que les caiga el veinte y atiendan este problema que cada vez empeora y eso lo vemos todos los días por las calles. Y si no pudieron solucionar el problema de la venta de drogas, por la corrupción tan arraigada en las fuerzas del orden y la seguridad, cuando menos que le entren a la rehabilitación de los jóvenes, porque de lo contrario solo Dios sabe a dónde vamos a parar con esta situación…………. Y a propósito de no querer agarrar el toro por los cuernos, la senadora LILLY TÉLLEZ, se le volvió a ir a la yugular al presidente AMLO, al referirle en los términos fuertes que siempre acostumbre, el hecho de que pretenda influir en la solución de la guerra entre Rusia y Ucrania, cuando no ha podido solucionar los problemas de seguridad en Cajeme, Guaymas, Empalme, Caborca y otros municipios sonorenses. De hecho ya es una costumbre de la dama, esa forma tan directa de atacar al mandatario y se dice que de aquí en adelante lo hará peor, con eso de que pretende ser la candidata del PAN a la presidencia de la república, toda vez que ese tipo de actitud le brinda reflectores acordes con sus propósitos políticos……….. Y el tema que sigue dando de qué hablar son las fotos que se han publicado y continúan en los medios de comunicación, donde el gobernador ya constitucional de Tamaulipas, AMÉRICO VILLARREAL, aparece junto con el senador JOSÉ NARRO CESPEDES y el presunto narco apodado “El Gerry”, operador del Cártel del Noroeste. Sin embargo para los jueces del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, no fueron suficientes testimonios para tumbarle la gubernatura, de la que tomó posesión el pasado día Primero de Octubre, aunque sí anduvo nervioso en los últimos días, toda vez que se decía que su antecesor, el exgobernador FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA, había movido cielo, mas y tierra, para liberar unas órdenes de aprehensión y que supuestamente ya lo traían en la mira. Llegó al grado de pretender reincorporarse al senado por unos cuatro o cinco días para recuperar el fuero y que no le echaran el guante, mientras tomaba posesión…………. Solo para darnos una idea hasta dónde está metido el narco en las comunidades yaquis, resulta que recientemente tras una denuncia ciudadana, fue cateado un domicilio particular donde fue localizado un vehículo con blindaje artesanal, en el que vaya usted a saber cuántas averías harían estos señores, que evidentemente actúan libremente protegidos por ya sabe quien…………….. La ignorancia supina de nuestro presidente AMLO no le permite comprender ni aquilatar, la gravedad que significa el hackeo de la información secreta de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) al grado que de manera sarcástica y burlona, dijo que casi no le permitía dormir el tema del hackeo a la Sedena. Cuando debiera ser un asunto que debe tomar con la mayor seriedad, por las repercusiones que eso puede tener. Es lo de menos que haya puesto al descubierto la serie de enfermedades que padece el presidente y que siempre las había ocultado. Como también es lo de menos que les haya levantado las faldillas con el asunto del “Culiacanazo” cuando liberó a OVIDIO GUZMÁN LÓPEZ, que por cierto, como país fuimos la vergüenza mundial. Lo más grave es que han puesto al descubierto toda la información secreta de la Sedena, sobre su forma de operar y desempeñarse en nuestro país. Lo que significa, por ejemplo, que el narco y cualquier hijo de vecina, ya puede tener acceso a la forma de operar de nuestras fuerzas armadas. Pero para el presidente eso no interesa, eso es lo de menos, porque como dijimos su pobreza cerebral no le permite comprender lo gravedad a lo que conlleva todo eso. Pero lea lo que dijo el subsecretario de gobernación RICARDO PERALTA. En una entrevista televisiva se refirió a que de ninguna manera está en riesgo la seguridad nacional, por el hackeo que sufrió la Sedena y que nunca habíamos tenidos un presidente tan congruente y tan transparente. A eso se le llama estar fuera de lo normal y solo seguir el juego el jefe que le dio trabajo con el que vive holgadamente, porque todos los días no damos cuenta que el mandatario no es ni transparente y mucho menos congruente. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: