El caso de Pebbles es excepcional, ya que se trata de la perra más vieja del mundo. Lamentablemente, ha fallecido a los 22 años y 5 meses por causas naturales.

Con una publicación de una fotografía en blanco y negro donde se ve al animal con un sombrero de vaquero, se despedían sus dueños de él. El post se ha llenado de condolencias y mensajes de ánimo hacia ellos.

Pebbles se hizo famosa a los 21 años cuando sus dueños contactaron con el Guinness World Records para presentarle como “el perro más longevo del mundo”, ya que se dieron cuenta de que superaba en edad a otro llamado TobyKeith, al cual le acababan de reconocer como tal.

La perra dio a luz tres veces y en total tuvo a 32 cachorros que descendían, a su vez, de su compañero de vida y raza, Rocky, que falleció a los 16 años en 2017.

Esta raza de perro suele tener una vida media de 12 o 14 años, por lo que los expertos no saben explicar con datos exactos el porqué de su longevidad, aunque sus costumbres, rutinas y dietas podrían ser motivo de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: