Clara Aragón / MO

Ante el creciente número de desapariciones, también crece la necesidad de que se unan más personas como voluntarios y voluntarias a los grupos de búsqueda. “Nos faltan manos” declaró Nora Alejandra Lira Muñoz.

La fundadora de las Rastreadoras de Ciudad Obregón resaltó que no es necesario ser familiar de alguna persona desaparecida para unirse al colectivo y apoyar a las familias, “no hay que esperar a que te pase”.

“En este caso, que llegue gente voluntaria de grande corazón, como ya han llegado a este colectivo. Algunas de las personas que están son voluntarios, no tiene desaparecidos… nunca se sabe el día que puedas estar de este lado”.

También hizo un llamado a las y los familiares, a las personas que pasan por esta problemática, para que se sumen a las búsquedas, lo que los acercará cada vez más a poder encontrarlos.

En las redes sociales de Rastreadoras De Ciudad Obregón Sonora se puede solicitar mayor información sobre actividades de búsqueda y otros tipos de apoyo que necesitan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: