Clara Aragón / Mo

Una de las principales faltas por las que se acude a la Unidad Especializada para Menores de la Secretaría de Seguridad Pública, la drogadicción, a la par de la riña familiar, siendo esto último lo que más se incrementó durante la temporada de pandemia, dio a conocer Miriam Tapia Rodríguez.

La directora de la Unidad, explicó que el 50% de las atenciones se va en ese tipo de casos, y en tercer lugar se encuentra el escandalizar en la vía pública, sin embargo no hay un comparativo exacto con años anteriores, debido a los cambios que se tuvieron por la contingencia sanitaria y a que no tenían jovenes en resguardo.

Actualmente se atienden 20 casos al mes de riña familiar, y otros 20 aproximadamente por drogadicción, a esto se suman 70 jóvenes con los que se ha trabajado por diferentes faltas a lo largo del año.

Agregó que el incremento en la solicitud de apoyo, también se debe a que cada vez se da a conocer más el trabajo de la Unidad Especializada para Menores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: