Al menos 24 personas murieron y ocho fueron declaradas desaparecidas tras el paso del ciclón Sitrang en el sur de Bangladesh, donde un millón de personas fueron evacuadas en las regiones litorales más expuestas, informaron el martes las autoridades.

La mayor parte de las víctimas murieron por la caída de árboles, y dos, en el naufragio de un barco en el río Jamuna, en el norte del país, declaró a AFP Jebun Nahar, una responsable gubernamental.

“Todavía no hemos recibido todos los informes de daños” causados por el ciclón, precisó.

Ocho personas están desaparecidas en el golfo de Bengala, dijo a AFP el jefe del servicio regional de bomberos, Abdullah Pasha. Según él, se encontraban a bordo de un barco de dragado que volcó durante la tormenta el martes de madrugada, cerca del polígono industrial de Mirsarai, el más grande del país.

“Un fuerte viento hizo volcar la draga y esta se hundió inmediatamente en el golfo de Bengala”, agregó el responsable. Un equipo de buzos está buscando a eventuales supervivientes, explicó.

El ciclón llegó a la isla de Bhola, en el sur del país, a las 21H00 del lunes (15H00 GMT) antes de degradarse en depresión el martes por la mañana, y continuar hacia el estado de Meghalaya, en el noreste de India, declaró Bazlur Rashid, un responsable del servicio meteorológico.

Fuentes de estos servicios temían que el ciclón provocara una marejada ciclónica de hasta tres metros de altura, un riesgo que por el momento no se ha materializado.

Escuelas cerradas

En la región de Barisal, la más afectada, las fuertes lluvias y vientos arrasaron muchos campos de cultivo, dijo Aminul Ahsan, administrador del distrito regional.

En el sur y el suroeste del país, las escuelas permanecieron cerradas.

Y en la capital, Daca, pese a encontrarse a centenares de kilómetros de la tormenta, el viento arrancó varios árboles.

El lunes, las autoridades evacuaron a “alrededor de un millón de personas” en las regiones costeras, islas y en zonas cercanas a ríos y las trasladaron a miles de refugios donde pasaron la noche, explicó el secretario del ministerio de Gestión de Catástrofes, Kamrul Ahsan.

Las autoridades tuvieron que convencer a algunos vecinos reticentes de irse de sus casas. El martes por la mañana, muchos habían vuelto a sus casas, agregó Ahsan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: