Amou Haji, conocido como “el hombre más sucio del mundo”, quien no se bañó durante más de medio siglo, murió el domingo 23 de octubre en el pueblo de Dejgah, en la provincia de Fars (sur de Irán).

Según un responsable local citado por la agencia, el hombre, que era soltero, evitaba bañarse por miedo a “enfermarse”.

Un corto documental titulado La extraña vida de Amou Haji fue realizado sobre su vida en 2013, según medios locales.

Según medios internacionales, esa pieza audiovisual le permitió a Amou Haji mostrar las condiciones en las que vivía.

De acuerdo con reportes, el iraní permaneció rodeado de basura, lugares desiertos y animales muertos en descomposición.

Según los medios iraníes, el sujeto había acumulado 67 años sin bañarse, aunque en varias ocasiones activistas le ofrecieron la posibilidad de hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: